lunes, octubre 01, 2007

Poema de la Tormenta - Y un sueño



Fue una tormenta
lo sé
pero una tormenta silenciosa

Nunca nos dimos cuenta
de cuándo entró
dentro nuestro

Y solo supimos de ella
cuando ya nos arrastraba
por ahí
como a cosas livianas,
como a cositas sin importancia
- entre muchas otras cosas
- entre muchas hojas secas
y entre los papelitos olvidados
de la calle

Fue una tormenta sideral
también;
algo se movió arriba
y todo se estremeció abajo,
lo sé

Fue el Viento,
lo sé
Fue el deseo,
lo sé

Fue inevitable
Fue placentero
Fue doloroso

Fue luz y oscuridad:
oscura luz, pero luz
luminosa oscuridad, pero oscuridad

Pasa que hoy
soñé con todos,
y sé
que los voy a sentir
todo el día
y sé
que ella también
me va a sentir
hoy

Y ahí está esa ley de siempre, siempre
contar los sueños...

Soñé:
que ella regresaba de un viaje
misterioso
- como madura
- como reflexiva
- como triste

Como estando no estando
-con alguien
Como queriendo saber si es él
- pero no, no es
Como queriendo ser dulce conmigo
- pero no, no es
(Ella hace sus preguntas
y yo sueño sus respuestas...
- Dios!
¿hasta cuando esto seguirá?)

Y me decía que la niña estaba bien
y la niña,
- hosca y bonita como siempre
tenía ropas muy blancas
- y yo le acariciaba el rostro

Y ella hacía cosas sobre una mesa
(para variar)
y me devolvía el dinero
que yo le devolvía a su vez
- y la deuda era el último nexo

Y la perra, toda negra
se subía a la cama
queriendo jugar y jugar
- como en aquellos buenos tiempos

Luego la perra
vomitaba en el jardín
y mi gatita
- cuyo nombre ya no recuerdo!
lamía el vómito
(puaj)

Así soñé

¿Vivirá aún mi perra,
que una tarde se perdió
por ahí,
que se fue detrás de una brisa
por ahí,
ella misma convertida en brisa
por ahí?

¡Estaba tan negra!
Negra
como mi otra gatita amada
cuando me visitó desde su
muerte

Estábamos todos, todos, todos...
Estábamos todos en este sueño,
otra vez,
una vez
más

Todos,
hasta los árboles amigos...

Fue un sueño de extrañeza
donde todos
nos extrañábamos dulcemente
y nos reencontrábamos
dulcemente

Fue un sueño de despedida
final

¿Se acordará ella
de cuando la saqué al jardín
y le dije aquello
ante los árboles amigos,
esa mañana
de azul y de luz?

Le dije:
"recordá siempre este momento...

Mirá!

todo está bien,
todo lo que amamos
está bien,
todo lo que nos rodea
es perfecto,
y hay amor
y hay paz
y somos felices

¡Son tan pocos los momentos así!
¡Son tan nada en el tiempo!

Por favor, apreciá, admirá
este momento
y agradecé, agradezcamos
a Algo
este momento
de nuestras vidas"

Y así era, y así fue

Y es que fue un hogar

Y es que fue un hogar
nomás

- con sus peleas
- sus rituales
- sus silencios
- su caos y su orden
y sus milagritos

Fue un hogar
que llegó a tener
muchos habitantes
mucho amor
y mucha magia

Y todo eso se fue
barrido en una noche cualquiera
por la misma antigua tempestad
del origen

Todo eso,
(que ya era noche entre las noches)
fue barrido
por el mismo huracán silencioso
de los deseos
que atormenta a todos
- en todas las calles
- en todas las casas
- en todos los sueños

Fue un hogar y fue barrido
- tan livianamente!
- tan como si nada fuera!

Simplemente
vino el Viento
- como tornado
- como pasión
- como locura
y todo eso, simplemente,
se fue

Se fue

se fue y se perdió
y se perdió por ahí
como se pierde un "aahhh!"
entre los huracanes salvajes

Se fue
y se perdió
como una hojita
- aún verde, aún viva -
entre un vendaval
de millones de hojas secas
que escaparon hacia no sé
que salieron hacia dónde
que se fugaron hasta cuándo
como volando hacia la vastedad
de lo que fue
nuestro jardín


Escrito bajo una tormenta que se viene, el lunes 1 de Octubre, a las 4 de la tarde, en San Marcos Sierra, luego de un sueño.
Afuera, el viento y el Viento.

4 comentarios:

  1. Galaxio, ¡un gozo pasar por aquí!

    ¡Es imposible no estremecerse ante la rotundidad del poema!

    Un abrazo muy fuerte.
    Julia

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el abrazo, Julia... pero decime cuál de todas mis Julias amigas sos, si? Abrazos a vos...

    ResponderEliminar
  3. Galaxio, llegue a ti a través del blog (por ese "Algo", ¿recuerdas?) y... me quedé. Luego, con los sueños te vi y te sentí... Eso es todo.

    Si viviera en Argentina, no dudaría en ir a conversar contigo de cosas "serias" y de compartir la alegría del vivir. A ratitos, vale?

    Y... más abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Julia, supuse que eras vos pero quería confirmarlo... por supuesto que estaría bueno compartir esas "cosas"... je...

    Que estés muy bien!!!

    ResponderEliminar