lunes, enero 29, 2007

Armando: Capitulo I

Estoy manteniendo un (al menos para mí) importante intercambio en el Grupo Yahoo! "Encuentro en torno a Krishnamurti"

Hace algún tiempo había prometido escribir sobre Armando Clavier, y creo que finalmente llegó la hora de hacer algo que nunca hice antes, primero por la prohibición que Armando mantuvo en vida sobre la revelación de ciertas cosas, y luego porque esperé a estar energéticamente a la altura de esta tarea.
Ciertamente, algunas cosas no serán reveladas, pero creo que lo que queda igualmente será interesante para muchos.

Esta es la primera entrega, como parte de una contestación a Ginés del Castillo, un integrante del grupo quien fue el que me pidió que escribiera sobre esto.





Hola amigos,
me dio mucha gracia lo de "las musas inspiradoras" del mensaje de Ginés, y en realidad, no sabía que esto había despertado tal interés - lo cual me alegra mucho, ciertamente. Ando mejor energéticamente, así que he decidido comenzar a escribir sobre el asunto, sin dar más vueltas ni esperar que entren por las ventanas las musas - aunque sería re divertido, je je...

Yo no me cuestionaría tanto de dónde surge el interés de conocer los detalles de la vida de seres como Krishnamurti y, por extensión, de personas como Armando u otros que han estado relacionados con todo esto. Para mí ese interés es algo natural; no creo que surja de los niveles condicionados del cerebro. ¿Acaso no dijo K que caminaría cualquier distancia para oír un discurso del Buddha, que no habría nada que se lo podría impedir y que luego nunca más se separaría de él?
Creo que la fascinación por estas cosas es el mismo que tendríamos si nos dijeran que a 1000 km se halla una cueva inexplorada que parece estar llena de formaciones maravillosas nunca vistas antes, o si nos dijeran que hay un telescopio por donde podemos ver un espectáculo único que no se repetirá por miles de años.
La curiosidad que nos despierta la Naturaleza - y los iluminados son parte de la Naturaleza - es muy diferente de la estúpida curiosidad de los fans: revela que existe en nosotros un interés profundo por el Misterio que actúa a través de ellos.
Y efectivamente, es en los detalles mínimos de la vida cotidiana de personas como Krishnamurti y el Buddha donde podemos descubrir en acción aquello que sus palabras sólo indican.
Probablemente, aquello también puede ser descubierto en la vida de Armando y su familia...
================================
Antes de comenzar a hablar de Armando, permítanme aclarar algunas cosas de mí mismo ya que sin eso muchas cosas no se entenderían.
Desde muy pequeño fui consciente de que había unos estados de felicidad que eran muy diferentes a otros estados emocionales, lo que me convirtió prontamente en un buscador de esos estados. A los 7 años yo ya tenía mis propias "teorías" al respecto: pensaba que esos estados tenían que ver con la mente de los niños, ya que los adultos que me rodeaban parecían desconocerlos y me parecía que mi hermana los compartía. Además, me era claro que no era controlable, que no dependía de mi voluntad ni de las circunstancias, si bien el estar en el jardín o en la Naturaleza era muy propicio para que sucediera.
Entre los 11 y 15 años encontré textos de yoga que me hicieron "redescubrir" (fue la sensación) todo lo relacionado con un mundo misterioso que sin embargo ya conocía de alguna manera: la India y el esoterismo. A los 19 años, durante un viaje por Sudamérica, en Ecuador, conocí unas prácticas respiratorias energéticas. Más tarde, aprendería una clase de relajación profunda muy especial. La práctica de estas cosas, junto con las asanas normales, el Tai Chi y la lectura de Krishnamurti, produjo en mí una explosión de experiencias paranormales hacia 1977, ya en Buenos Aires: despegues astrales, premoniciones instantáneas, percepción expandida, y - notablemente - el retorno de aquellos estados de felicidad de la infancia, que en ese momento llamé "alta energía" o "la onda", cuando esta palabra se utilizaba solamente en ciertos ambientes hippie-rockeros con el sentido actual.
Hacia fines de ese año yo tenía un lugar donde enseñaba a unos amigos el yoga fuerte que me había producido todos esos cambios: "La Probeta", un lugar que se convirtió en uno de los pocos refugios de los jóvenes undergrounds que vagaban por las desiertas calles de aquellas épocas. En particular, había un chico llamado Alcides Amor con el cual compartíamos mucho todo eso.

Un día supimos que se había publicado el "Diario de Krishnamurti". Como era caro, pagamos mitad y mitad y fuimos a "La Probeta" a leerlo.
Nosotros considerábamos a K como un filósofo "que batía la justa" pero nada más. Una especie de revolucionario superfilósofo antigurú, pero no lo asociábamos para nada con el mundo místico que él parecía desvalorizar tanto. En medio de la lectura comprendimos que lo que nosotros llamábamos "la onda" tenía otros nombres por parte de K ("lo otro", "la presencia") y que en realidad, no tenía ninguno. Estábamos leyendo cuando esa gran energía se hizo presente en la habitación, y estaría con nosotros durante unas 5 horas mientras caminábamos por toda Buenos Aires hasta terminar en la Fundación Krishnamurti de la calle Cerrito viendo un video de K, donde la experiencia fue diluyéndose poco a poco. El descubrimiento que en el centro mismo de la enseñanza de K existía algo como aquello, cambió por completo nuestra visión de la enseñanza y de la persona de Krishnamurti.

Fue en este contexto que conocí a Armando.

Un día entramos a la Fundación con Jorge Santkovsky, uno de los amigos de "La Probeta". Al entrar, ví de espaldas a un chico de mi edad, mirando un video. En uno de esos ataques de visión premonitoria comunes en esos días, le dije de pronto: "Ese chico será amigo nuestro"... nunca lo había visto antes, incluso no había visto su cara.
Y así fue.
Nos acercamos y comenzó nuestra amistad con Abel Cortese, que sigue hasta hoy día.
Abel ya conocía a Armando, y les habló de nosotros. Prontamente, todos estábamos interesados en conocernos mutuamente.

Continuará... ;)


Technorati Tags :





sábado, enero 27, 2007

Memorias: escribir sobre Armando


Esta es una respuesta enviada a un Grupo Yahoo, "Encuentro en torno a Krishnamurti", sobre Armando Clavier y mis intenciones de escribir sobre lo que significó en el campo Krishnamurti.


Que tal Miguel,

> Por favor, hagan saber en la Lista si les resultó significativo.

Y sí, me resulta altamente significativo, no puede ser de otra manera.
Sucede que desde 1978 hasta su muerte, acaecida en Buenos Aires el 17 de Marzo del 2004, mantuvimos una muy cercana amistad. Puse una foto de él en un viejo blog mío:
http://www.galaxio.com/spanish/blog/spanish_galaxio_blog_8.htm
Curiosamente, esa foto está tomada en el Jardín Botánico de Buenos Aires, muy cerca de donde sus cenizas fueron esparcidas sobre unas plantas tan sólo un tiempo después de ser tomada la imagen. Allí también estaban las cenizas de su esposa, Elvira.

Armando es un "peso pesado" de la cuestión Krishnamurti. Es un hecho muy desconocido, a pesar de ser nombrado.
Durante esos 25-26 años, junto con un puñado de amigos, nos reuníamos semanalmente con él en largas reuniones de hasta 5 horas en donde no había tiempo, y esto no es ninguna metáfora poética.He visto cosas impresionantes suceder en relación a él y su familia.
Ginés ya me había pedido que hable sobre él; no he olvidado eso, sólo que espero el momento justo para hacerlo; no es cualquier cosa esto. En vida de Armando, él me prohibió estrictamente publicar cualquier cosa al respecto a los extraordinarios sucesos de los que yo era testigo, si bien le hacía bromas acerca de que yo era "su biógrafo" , y ciertamente, la vida me colocó en una posición en la cual no existe otra persona con mayor "autoridad" para hablar sobre él salvo su hijo, obviamente. Pero mientras Claudio - su hijo - está limitado por esa misma circunstancia, yo no lo estoy. De todas maneras, él sabrá de todo lo que escribo y me corregirá si le parece.

Y es algo que haré, pero estoy pensando cómo. No es fácil. Armando no era fácil en absoluto.Por ahora he decidido ir contando anécdotas sueltas, e ir poniéndolas en mi blog personal ( http://galaxio.blogspot.com/ ) con las etiquetas Technorati y Blogger "Armando Clavier" y "memorias" a fin de que cualquier interesado pueda filtrar sólo esos postings por sobre los variados - y controvertidos - temas que escribo.
Como considero esto extremadamente serio, y mi vida no siempre está en ese nivel de seriedad e intensidad, no escribiré hasta no sentir la atmósfera adecuada.
Pasa que Armando y su historia tienen relación con algo sagrado.

Tal el estado de cosas.
También observo el movimiento que se está dando en este grupo, en particular Ginés, sobre este tema. En este campo, nada debe ser tomado a priori como casual ni causal; en todo caso, debe ser tomado como "casual".

De una cosa estoy seguro, luego de la "experiencia Armando": en Argentina hay un fuego que arde, muy al estilo de lo que Krishnamurti dijo sobre la India.Así que - estoy seguro - otras personas y otros grupos surgirán en esta tierra que invitarán a las mismas energías de nuestras reuniones.

Les envío un gran abrazo bajo este maravilloso cometa de los atardeceres,
Marcial


Technorati Tags :



sábado, enero 13, 2007

La Mente Profunda y las Decisiones Correctas

Hoy me levanté y me mandé una de esas super sesiones de yoga que eran acostumbradas para mí cuando tenía 20-24 años, allá por los años mágicos de 1977-80. En aquel entonces llamábamos a estas series salvajes "Prana Yoga" (ahora hay varios estilos con ese nombre, pero no tienen nada que ver)
Y son "salvajes" porque consta de pranayamas tan intensos que eventualmente uno no sabe dónde está parado, de relajaciones tan profundas que uno se queda dormido, y de asanas tan fuertes que uno lagrimea. Finalmente, las meditaciones son también muy "rectas".
Todo esto a veces ocasiona un estado muy particular; es un estado de conexión con algo mayor, un estado de fluidez, claridad, felicidad, vacío.
En ese estado se nota claramente que hay una sola entidad debajo de todo lo que vemos. Mientras uno lo ve, uno es parte de ello.
Estuve como 6 horas en ese estado, que se fue diluyendo gradualmente por la tarde.
Pero la experiencia me suscitó algunas preguntas.

Hace varios días venía pensando en el valor real de decisiones aparentemente "insignificantes".
¿Qué es una decisión "aparentemente insignificante"?
Pongamos un ejemplo. Hace 2000 años una persona tambalea en la penumbra, llevando una vela. En su casucha de madera, hay sólo dos lugares donde puede colocar la vela; en una caja cerca de un montón de ropa o en una mesa más elevada. Vacila un segundo; se decide por la caja cerca del montón de ropa.
Esa pequeña, insignificante decisión se transforma luego en un hecho histórico, y decide la muerte de miles de personas: se trata del incendio de Roma.

¿Hay "decisiones insignificantes"?
Existen experimentos que apuntan hacia un hecho increíble de la mente: las decisiones no las toma la mente consciente. En efecto, si se le dice a una persona que elija entre dos objetos y tome uno y se mide la actividad cerebro-muscular, se descubre lo siguiente: algo (la mente subconsciente o inconsciente) da primero la orden al sistema muscular que tome uno de los dos objetos, y MEDIO SEGUNDO DESPUES la mente consciente CREE que ella ha tomado la decisión.
Es decir, no somos conscientes del proceso que toma las decisiones dentro nuestro. Creemos que tomamos las decisiones, pero eso es un espejismo total.

Finalmente, todos hemos experimentado que una decisión incorrecta trae situaciones incorrectas donde luego se toman otras decisiones incorrectas, lo que finalmente lleva al dolor.
Por otra parte, también hemos visto que las decisiones correctas llevan de igual manera a situaciones correctas que acarrean felicidad.
Muchas veces vemos a esas personas que un día tomaron una decisión incorrecta, y luego, en una catarata, tomaron otra y otra y otra, hasta que finalmente su vida se convierte en un ovillo de enriedos del que sólo la muerte los puede rescatar.

¿No es tremendamente importante permanecer en un estado en el cual solo se puedan tomar decisiones correctas?
¿Hay otra posibilidad de tomar decisiones correctas que no sea formando parte de esa Mente Total?
¿No es esto una revolución? ¿Hay otra revolución posible?


Technorati Tags :





domingo, enero 07, 2007

Experimentos en GotPsi: resultados 2005-2006

GotPsi.org es un sitio que está llevando a cabo un experimento sobre percepción extrasensorial.
A mi vez, yo utilizo ese sitio para hacer los míos propios. Desde el año 2005 participo en 3 de sus tests, en dos de las cuales se trata de adivinar donde está una carta entre 5 (Card y Sequential), y la otra es adivinar dónde está ubicado un punto oculto en un cuadrado (Location)
Los resultados se publican de inmediato; generalmente hay entre 200 y 400 personas que participan todos los días en esos tests.
Cada mes, GotPsi publica un ranking de los participantes, y lo mismo al finalizar el año.

Mis experimentos tratan de probar si la percepción extrasensorial (o capacidad PSI) aumenta durante las horas de la Onda de Meditación Global.
Para ello, participo bajo dos seudónimos: wwwGalaxioCom y www.galaxio.com Uranus
Bajo wwwGalaxioCom sólo participo en los horarios de meditación global; bajo www.galaxio.com Uranus participo en todos los demás horarios - y si Urano está angular, mejor.

La diferencia entre ambos horarios se hizo patente desde el principio: siempre me iba mejor en los horarios de la Onda de Meditación Global. Pero al publicarse los resultados del 2005 pude ver que esos resultados superaban también a todos los demás participantes.
En el estudio tomé solo a los participantes que hicieron los 3 tests durante todo el año. Esto permite descartar mejor los resultados debidos al azar. Además, las personas que realizan diferentes tests a lo largo de un año suelen ser mucho más serios.
En el 2005 resulté primero como wwwGalaxioCom; en el 2006 compartí el segundo lugar con Pammyphillis, y primera salió Ladywolf.
Promediando los años 2005 y 2006 estoy muy por arriba de todos como wwwGalaxioCom; pero como www.galaxio.com Uranus estoy del medio para abajo.
Me parece una gran manera de evidenciar el hecho de que durante las meditaciones globales "algo pasa", y que las capacidades ocultas de la mente son fáciles de desarrollar.

Tags Technorati:






miércoles, enero 03, 2007

La belleza inesperada

Hoy un diente problemático me arrastró hasta el Hospital Italiano de La Plata, sólo para enterarme de que el Hospital Italiano de Buenos Aires - al que estoy asociado - y éste NO SON la misma cosa... increíble, ya que incluso utilizan el mismo logotipo, etc.
Me hizo acordar a cuando el Banco de Boston no era el Banco de Boston, ni el Citibank era el Citibank... en fin, cosas de Argentina.
Así que en medio de la ida y vuelta de papeles, tramiteríos y la confusión de los propios empleados, terminé haciendo la cola en la farmacia del hospital.
El hospital en sí es un lugar con cierto aspecto descuidado que la amabilidad de sus trabajadores no llega a disimular del todo.
Mientras esperaba, de pronto advertí que dentro mismo de la pequeña oficina de la farmacia reinaba una atmósfera por completo diferente. No era sólo que estaba más ordenado, ni tampoco que la luz era distinta, era otra cosa... el aire era distinto, como cargado de una intensidad levemente mágica.
Había como un vidrio invisible que separaba dos mundos. Cuando uno miraba al pasillo, el contraste era evidente: esa sutileza estaba rigurosamente de la ventana para adentro, había un límite tan invisible como preciso.
Entonces reparé en las personas que atendían: eran dos chicas, quizás más simpáticas que lo normal, pero nada más. Más atrás, debajo de un gran ventilador de techo, en un rincón elevado, se hallaba una bella imagen de un santo con el niño Jesús en sus brazos junto a otros iconos católicos.
Todo, incluso esas imágenes, estaba impregnado del raro encanto del cual ni una sola gota salía al pasillo.
Estuve muy divertido observando ese contraste, ese límite tan tajante entre algo desconocido y el mundo vulgar, hasta que una de las chicas me atendió.
Tenía ganas de comentarle algo al respecto pero... ¿lo entenderían? No tenía sentido... de cualquier manera, quizás algún día ellas lean esto gracias a la magia que también actúa en la Web.
Difícil decir si ellas eran conscientes de lo que sucedía en su propio lugar de trabajo, pero de alguna manera seguramente lo sabían.
Cuando terminé el breve sumergirme en esa atmósfera, volví a los desteñidos pasillos del subsuelo, más desteñidos y más subsuelos que nunca.

Que misterioso es todo.

Tags Technorati: