domingo, enero 24, 2016

Krishnamurti y el Zen

Las Memorias de Mary Zimbalist pusieron en palabras un mundo donde he vivido siempre, el mundo de las energías. Lo peor que puede pasarnos es no sentirlas. ¿Que sería de la enseñanza de K si sacamos la parte energética, atemporal? ¿En qué se diferenciaría de un psicólogo, de un filósofo más del montón?
Lo que saca a K de la categoría de filosofastro de feria son los estados a los que se refiere, las menciones de algo sagrado, misterioso cuya acción se reflejó en toda su vida durante toda su vida, y que es la fuente de su enseñanza - si puede decirse algo así.
Esto es algo bien concreto, no una metáfora.
Existe, actúa, pero el grueso de los lectores de K se ha apartado de ello, lo dejan como "algo personal, de cada uno", o como algo "colateral a la enseñanza" porque es "algo que puede suceder, o no", para ellos se trata de "algo misterioso" que esperan resolver algún día y mientras tanto, es mejor evitar porque el campo de las energías "es un campo peligroso donde podemos caer en ilusiones de todo tipo".

No creo que pueda existir una malinterpretación más grosera de las enseñanzas que reducir a K a un montón de artimañas verbales que destruyen por vía lógica ilusiones como el ego, el nacionalismo, los gurúes y pequeñeces así. Y estas cosas son pequeñeces porque la vivencia de un solo estado, de una sola visita intensa de lo sagrado las disipa en un segundo, sin necesidad alguna de reflexión, de diálogo, de nada al respecto. En un segundo hay ilusión... y en el siguiente todas las ilusiones se han disipado, evaporado, diluido en medio de una clara visión plena de felicidad y pureza. No lo hace para siempre, claro está, sólo mientras dura el estado o la visita, pero deja una huella no sólo en la persona sino en la mente humana total.

Las personas que no pueden acceder a estos estados por X razones al menos deberían tener la humildad de reconocer que algo les pasa a ellos, pero no deberían deformar las enseñanzas de K, acomodar sus palabras a su conveniencia, elegir sólo aquella partecita relacionada con lo psicológico y centrarse durante 10, 20, 30 años en eso, en diálogos grupales interminables, en lecturas de libros kilométricas, dando vueltas y vueltas a cada frase de K como un conejillo en la rueda, siempre en el mismo lugar.

Señores, la difusión de las enseñanzas de K no consiste en la difusión de sus palabras sino en la vivencia de lo sagrado.

Esta cuestión no es nueva; así como pasaría luego en el Zen, hay constancia de que entre los discípulos del Buddha ya había una división entre aquellos que se volvían eruditos de la enseñanza (jnana) y quienes pasaban por vivencias meditativas (dhyana). Los estados extraordinarios surgidos de la meditación no son, pues, privativos de la enseñanza de K sino que han aparecido aquí y allá durante la historia humana - y también estuvo en la Tierra sin humanos... y antes de la Tierra también.

La enseñanza como tal jamás fue expresada por otra persona más que por K aunque hayan habido enseñanzas parecidas como las del Buddha y las de Nagarjuna, pero eso otro es algo sin tiempo.

La división entre los seguidores del Buddha duraría los 2600 años que nos separan de las huellas de ese ser maravilloso y ahora se ha trasladado a los lectores de K, pero en el medio hubo un maestro zen que dijo algo muy gracioso respecto a los "aferrados a las palabras" que creo que tiene plena vigencia hoy día; dijo que ellos eran "los moradores de la oscura cueva del esqueleto"

Los discípulos zen sabían que existía un estado extraordinario, el satori. Y todos los monjes comprendían claramente que el zen se trataba de esa vivencia, no de aprender pilas de sermones. A ningún monje se le ocurría tomar el manto del maestro (sucederlo) si no había obtenido el satori. A tal fin, recurrían a mil caminos como el koan, sentarse en silencio por largos períodos, diálogos, retiros, etc.
Podían pasar toda la vida en esa búsqueda y lograr el satori siempre fue más bien un evento excepcional.

¿Cuál debería ser la actitud de un lector crónico de K que nunca ha entrado en el "palacio de perlas y piedras preciosas que se esconde detrás de una brizna de hierba"?
Creo que debería mantener la claridad de que su comprensión de las enseñanzas de K es muy limitada. Que mientras no tenga una profunda vivencia de lo sagrado hay puertas importantes que no se le han abierto. Y sobre todo, jamás ubicarse en el papel de "difusor de las enseñanzas", de ninguna manera.
Eso es humildad que eventualmente puede llegar a abrir esas puertas.

Creo, también, que debería prestar atención al por qué tales vivencias no han sucedido. ¿Es porque el cuerpo está insensible? ¿Porque tenemos la cabeza demasiado llena de las palabras de K? ¿Porque nos preocupamos demasiado del tema? (obsesionarse con K o asuntos relacionados con él es un problema mayor)
El cuerpo es sumamente importante. K dió directivas precisas al respecto (no fumar, no tomar alcohol, no comer carne, florecimiento de los sentidos, equilibrio entre lo masculino y femenino, yoga, etc)
Incluso habló de los 50 años como fecha límite luego de la cual, si ciertas cosas no habían ocurrido, ya no podían suceder. Y por lo que he visto, ésta es una ley inflexible.

Así entonces, si hemos estado leyendo a K durante años y todo lo que nos queda de ello es una gran habilidad para ganar todas las discusiones en los foros y entre los amigos (porque con K bajo el brazo tenemos todos los mejores argumentos)... pues comencemos a preocuparnos.

Porque falta algo.
Y se trata de algo muy, muy importante... esencial.

martes, diciembre 29, 2015

Internet como herramienta de autoencierro

Uno de los grandes enigmas de nuestro tiempo:
la alianza entre la izquierda occidental y el islamismo.
Quizás ningún otro hecho político actual
demuestra mejor el fenómeno del autoencierro informativo


Nota originalmente posteada en Facebook


Alucino en technicolor, sensurround y 3D por lo que sigo leyendo en el ámbito kirchnerista-chavista-podemista-islamista, o sea, en el ámbito anti-occidental. Es que raya en la locura!!!

Siempre pensé que la llegada de la era de la información haría que las personas - por fin!!! - tendrían la libertad de informarse de todas las fuentes a su antojo, con el sólo límite de su sed de conocimientos, de su sed de verdad.

En esta generosa y también podrida Internet todos tenemos libertad para saltar de página en página, de versión en versión cual alegres pajaritos. Podemos entrar en el diario de izquierda, de derecha, de arriba y de abajo, y tenemos la libertad de preguntar, reputear, trollear, o leer silenciosamente.

En mi optimismo futurista, lo que no imaginaba es que habrían muchas personas que despreciarían este imponente avance de la humanidad surgido de las oscuras entrañas imperialistas. A los que teníamos que recurrir a las misérrimas bibliotecas de los países sudamericanos, a los viejos libros rígidamente controlados por dictaduras de corte diverso, este invento capitalista nos parece un regalo de los dioses, un viento donde se hallan las voces de todo el mundo.

Pero lo que estoy viendo es que la gente ELIGE lo que quiere leer, y se queda en su burbuja junto a otros como ellos. Por ejemplo, eligen un viaje islamista o castrista. No leerán nada más que sitios de esas ideologías y despreciarán todo lo demás. O sea, tienen el mismo mecanismo sectario que siempre existió, sólo que antes pasaban de largo por sobre uno, dos, tres amigos que le aconsajaban y discutían, o sobre una docena de libros, o sobre 2 o 3 diarios, radios... ahora pasan por arriba de MILLONES de páginas web en todos los idiomas, que van desde humildes usuarios hasta diarios respetables, canales de TV internacionales, foros, todas las bibliotecas del mundo, en fin...

Cuando ves a un chavista defender a su régimen mientras sus capos se llenan de oro y los sobrinos de esos mismos capo mafia caen presos en el Caribe con 800 kg de cocaína... quedás lívido.
Cuando ves a los de Podemos hablar "democráticamente" cuando tan sólo hace un par de años ensalzaban la violencia más retrógrada (onda pegarle a un policía caído, o elogiando a ETA) quedás petrificado.
Cuando escuchás a quienes no creen que Argentina quedó al borde de la quiebra, cual provincia de Santa Cruz, luego de laaargos años de régimen peronista, y tampoco creen que este rumbo terminaba en Venezuela sino en una especie de paraíso socialista perfecto, quedás con sarpullido mental.

¿Qué es lo que está pasando?
Cuando yo quiero saber algo me leo todo: voy a los diarios de un bando y de otro, miro el estado general, psíquico y emocional en que se encuentran unos y otros, analizo detalladamente los argumentos de unos y otros.

¿Es esto tan difícil de hacer? ¿Qué es lo que está fallando?
Es como si Internet sirviera ahora justamente para lo contrario, para encerrar más aún a un gran número de personas en su propia ilusión.

Por suerte también existen muchos que hacen lo que yo, esto es, leer todas las versiones, no sólo lo que quiero leer para afirmar lo que quiero creer.
Si no fuera por este otro grupo de gente, lo cierto es que más valdría cerrar Internet ahora mismo.

Tengo muchos amigos/conocidos kirchneristas, algunos podemistas, uno que otro simpatizante del chavismo y - por suerte!!! - ninguno islamista, y a ellos les digo, por favor, piensen por un rato sobre este punto, tranquilícense y analicen las cosas con paciencia y frialdad; en Internet tienen TODAS las puertas abiertas. Usen el Google Translator, recurran a los hechos, a las cifras, créanles a los organismos internacionales aunque sea un poquito.

Las recientes votaciones en Venezuela, Argentina y Francia (que impidieron la llegada de la ultraderecha al poder) son buenas señales y quizás Internet y esta libertad hayan tenido algo que ver, pero la situación de España, en este momento algo parecida a la de Portugal, le hace pensar a uno que ese peligro de la auto-ilusión aún no ha pasado y hasta podría hacer que este país ancestral cayera de nuevo en manos de quienes ven a Occidente como algo peligroso e indeseable.

A todo esto, si leíste hasta aquí, sos un héroe, o por lo menos, ya tenés un muy buen síntoma.

viernes, diciembre 18, 2015

La corrupción por default

Retazos de discusiones puestos todos juntos




No queremos aceptar que tenemos una cultura corrupta desde la base. En vez de afrontar ese hecho, ENDIOSAMOS nuestra cultura, con corrupción y todo.
Y después nos quejamos!!!!
ESTO es lo que tenemos que cambiar

Un efecto directo de esto es que las estructuras políticas están armadas en los países latinoamericanos (y muchos otros) dando por sentado que todos son unos santos y que alguna vez alguien "se portará mal" y que entonces los castigaremos... con guantes de seda, porque las penas ya están diseñadas por ellos mismos.

ES AL REVES!!!

Viendo la realidad descarnadamente, lo que hay que hacer es configurar un estado que considera que sus funcionarios serán corruptos POR DEFAULT.
Es decir, si te dedicás a la carrera política deberías ser considerado "posiblemente corrupto en un 90%" (o el % que le corresponda a cada país, que es diferente) y luego actuar acorde a eso, no actuando como si todos  fueran unos angelitos, y poniendo cara de sorpresa e indignación cuando nos enteramos de algún acto de corrupción.

Todos relacionamos familiarmente al político con la corrupción... ¿por qué no cambiar las leyes aceptando este hecho? ¿Por qué no armar estructuras nuevas donde damos por sentado que trabajarán unas personas "muy posiblemente corruptibles"???

Si nuestra única opción son unos empleados públicos corruptos - desde el presidente para abajo - pues entonces hagamos leyes en base a este hecho real, y no a lo quisiéramos que fueran.

Las tentaciones de todo tipo a las que son sometidos los políticos a lo largo de sus carreras superan en mucho a las tentaciones del común de la gente; requieren de una integridad moral muy escasa, esta es la dura verdad, y es mejor que nos acomodemos a esa verdad tal cual es, y mientras más rápido mejor.

miércoles, diciembre 02, 2015

El inmenso paisaje más allá de los deseos


Alistair Taylor Young: cielo épico sobre Tolar Grande y el Desierto del Laberinto, Salta, Argentina.


Una pregunta en el I Ching de los Caminantes




José Toledo

Galaxio, mucho gusto
Puedes extenderte sobre el término de los deseos como el inicio de algo maravilloso? Saludos


Respuesta

Bueno José, un poco atrasada la respuesta, disculpas...

Dentro nuestro tenemos muchos impulsos. Estos impulsos surgen de diferentes planos, por decirlo así. Por ejemplo, el impulso-instinto de sobrevivencia tiene sus raíces en el organismo, pero el impulso sexual ya puede tener otros orígenes: emocional o mental además de físico.
Nuestros deseos suelen ser muy básicos, o mejor dicho, pueden resumirse a unos pocos. Luego los disfrazamos como algo más complejo. Siguiendo con los ejemplos, el deseo de "servir a la patria" puede tener su origen en el deseo de pertenecer a una tribu, y este impulso, a su vez, surgir del deseo de seguridad, protección, lo cual es parte del instinto de sobrevivencia. ¿Se entiende?
Pero además del cúmulo de deseos que surgen de nuestro cuerpo, emociones y mente hay otros impulsos que nada tienen que ver con nosotros, ni con nuestro organismo, ni con nuestro ego.
Esas voces no las escuchamos, generalmente. Son voces más profundas, impersonales.
Uno se pasa la vida obedeciendo a los pequeños deseos y desoye esos otros impulsos surgidos de la vastedad de la Vida.
Pero si uno comienza a escuchar esos otros vientos que susurran a nuestros oídos inmediatamente comprende el lugar de los deseos personales y el transcurso de la vida entera cambia, ya que se comienza a vivir de una forma completamente diferente...
De pronto uno ya no es el protagonista, sino una mera parte de un inmenso y bellísimo paisaje.

Se entiende, verdad?
Saludos

martes, noviembre 24, 2015

Resistiendo en la caravana feliz hacia el país de Lao Tzu



"No se cansan los oficialistas de decir que van a RESISTIR ????
Me pregunto, me preocupa, hubieron 12 años larguísimos para hacer muchas cosas, ahora le toca a otro, me parece que como habitantes tenemos que apoyar, unirnos, y dejarnos de joder con la pelota. El cambio se ha hecho. Eso de que no lo dejarán hacer, eso de que resistirán, de qué están hablando???
No se qué es más oscuro."


Este post de una amiga, luego de las últimas elecciones argentinas, me ha hecho recordar (una vez más) el objeto de las envidias políticas de todo el mundo civilizado: Suiza.
Cambian de presidente cada pocos años y un gran porcentaje de la población ni siquiera conoce el nombre de tal presidente.
Podría ser comunista, o quizás taoísta. Lo de taoísta es más probable, ya que Lao Tzu dijo alguna vez que el mejor gobierno era el que no se nota que existe.

¿Cuánto nos falta para llegar a Suiza, o al país de Lao Tzu?
En Latinoamérica aún nos desangramos - literalmente - por la ya obsoleta disyuntiva entre el modelo occidental y el modelo comunista. Es una lucha que sigue costando sangre, y bastante. Quiero aclarar, lo obsoleto es el comunismo y sus disyuntivas, no lo occidental, que tiene actualmente en sus filas a muchos países flotando en una especie de Edad de Oro.
Entonces hay una visión del "gobierno CONTRA el otro" y "oposición CONTRA el otro".

Hay problemas sociales graves que afrontar en Argentina. Son tan graves que algunos temas ni se tocan, son casi tabú. Sobre esos problemas se ponen paliativos, ningún gobierno lo ha solucionado de raíz.

Quizás sea bueno volver a mirar a esos países occidentales que, como digo, están pasando por tiempos soñados. No es malo tomar modelos para estas cosas.... sí será muy malo tomar modelos psicológicos para uno mismo, pero para lo económico-político claramente no lo es.

¿Qué evita que miremos y adaptemos las soluciones que han aplicado los países exitosos, en vez de insistir buscando en donde otros se han arruinado?

¿Por qué desdeñamos unirnos a esos países, cultural y económicamente?

La tendencia global es hacia la unificación en todos los sentidos. El borrado de fronteras, la marcha hacia un solo Parlamento Global, una Lingua Franca, una economía unificada, etc. Y todo lo que se oponga a eso caerá, tarde o temprano. Mientras más tardemos en darnos cuenta de este proceso profundo, pues peor para nosotros.

Pero lejos de caminar hacia esa unificación, tercamente persistimos en lo divisivo, en el conflicto, en la "contra" incluso dentro de nuestros propios países. No contentos con no integrarnos a la creciente y alegre caravana mundial, dividimos nuestro propio carruaje llenos de resentimiento.

Y así no sólo nos perderemos la fiesta, sino que nos quedaremos solos en el desierto.



jueves, noviembre 19, 2015

La agitación y la meditación




 Posteado en el grupo "Uranianos" luego de una meditación global, al día siguiente de los atentados de París




Como saben, ayer hubo una meditación global, y quería contarles algo.
También como saben, ayer fue un día agitado debido a los acontecimientos de París.

Personalmente estuve muy activo con ese tema durante todo el día, y si bien hubo un diálogo que produjo una atmósfera de claridad y paz con mi amigo Hugo, eso fue más bien una isla dentro de un mar tumultuoso.
La mayor parte del día fui un poco arrastrado por las pasiones y emociones que despiertan en mí estos sucesos. En parte, esto se debe a que considero al islamismo la mayor amenaza actual a la mutación (entre otras cosas).
Así pues, cuando llegó la hora de la meditación mi estado no era el mejor.
Casi inmediatamente luego de sentarme pude observar algo: afuera había una paz, una cadencia suave entre las hojas de las plantas, una brisa que ha estado presente en muchas meditaciones del pasado... pero yo no podía "conectar" con eso.
Debido a la agitación mental y emocional, sólo podía ser testigo de algo que sucedía afuera, no ser parte de ello.

Esto revela cuán filoso es el filo de la navaja por donde debemos caminar: por una parte, estar interesados por lo que pasa en el mundo, pero por otra, cuidándonos de que los huracanes emocionales no nos alejen de nuestra base, que son esos estados de paz con la naturaleza.

Cuando somos aislados de estas energías, lo malo ha logrado su propósito, por más que nosotros nos veamos a nosotros mismos como nobles justicieros Don Quijotes.

Permanecer en esa paz es lo único que puede terminar con las fuentes del caos, aunque se tome su tiempo.


domingo, noviembre 15, 2015

El concepto de Occidente y su relación con la enseñanza de Krishnamurti




"Occidente" es un concepto un tanto confuso para muchos.
Personalmente, para mí son aquellos países que funcionan en base al sistema laico, democrático, capitalista. Desde este punto de vista, hubo un momento en el cual la Alemania nazi NO era Occidente, ni tampoco la Italia ni la España fascistas.
Esa noción de Occidente se fue gestando gradualmente a través de muchos errores, lógicos en toda evolución, y tiene sus bases en UK, Francia y USA, si bien otros países también colaboraron en esa construcción.
Esta construcción gradual - al contrario que el nazismo o el comunismo - no ha surgido de una ideología, de un autor, sino que es la secuencia lógica que siguen los europeos y sus descendientes desde la antigüedad, pasando por la edad media, feudalismo, etc.

El Capitalismo no es una "ideología": se fue construyendo paso a paso según las nuevas condiciones sociales se iban modificando.
El objetivo del liberalismo-capitalista es la libertad del individuo. La máxima posible.
A este movimiento se opusieron y se siguen oponiendo diferentes ideologías y religiones: las más conocidas son el comunismo, el fascismo y el islamismo pero hay que recordar que el cristianismo católico y ortodoxo también se opusieron fervientemente contra este movimiento.
Pero esta corriente venció finalmente a todos sus enemigos, se ha expandido por el mundo y ahora está enfrentando al islamismo, un enemigo jurado de todo lo que representa el liberalismo.
Es en este marco de libertad imperfecta donde la enseñanza de K tuvo lugar y halló su protección: todos los demás marcos persiguieron, de una u otra forma, a K mismo o a su enseñanza. Y esto sucede porque ambos tienen el mismo objetivo: la liberación del ser humano.

Los teóricos del liberalismo no tienen la misma claridad que K, por supuesto; sus visiones apenas alcanzan a ver claro lo económico-social pero son ignorantes como cualquier otro de las profundidades psicológicas que K vino a iluminar.
Así, personalmente yo veo todo esto como un solo movimiento que se fue desarrollando desde la antigüedad remota y que ahora se encontró con una enseñanza que potencialmente puede eliminar sus imperfecciones, tales como la explotación del ser humano y de la naturaleza, dando origen a un sistema post-capitalista que muy seguramente tendrá mucho que ver con sociedades colaborativas, comunitarias, "open source", ecológicas, autosuficientes, etc.
En realidad, es difícil vaticinar esa sociedad futura, pero que tendrá esos componentes es seguro, incluso ya podemos ir viendo sus primeras señales actualmente.

No por nada el capitalismo-liberalismo protegió a K y sigue protegiendo su enseñanza hasta hoy día: algo tienen en común. Y ese algo en común es el rechazo tajante de que algo o alguien pueda dominar a una persona, o decidir por ella.

Cuando surgen enemigos de esta corriente natural cuyas raíces se hunden en la antigüedad, de esta búsqueda instintiva y por momentos brutal de la libertad, estos enemigos siempre han tenido una señal inconfundible: el poder de unos sobre otros.

A causa de que este movimiento total no es comprendido a fondo, muchos lectores de K terminan así apoyando directamente o indirectamente a los que buscan terminar con las enseñanzas a través de la imposición de sistemas de dominio del individuo - y todo esto, sin darse cuenta en absoluto de ello.