martes, agosto 16, 2016

La falsa imagen de la percepción



Respuesta en un diálogo sobre percepción, donde algunas personas insistían en que la percepción pura de los hechos se basa en no nombrar las cosas.


A ver, yo cuestiono eso de ver los hechos sin nombrarlos, etc.
A veces pareciera que existe una imagen de lo que es la percepción. Es como si existiera una observación realizada por un robot o una máquina fotográfica que registra las imágenes, los sucesos, sin interferir en absoluto.
Si así fuera la percepción entonces precisamente esas máquinas serían iluminados supremos.
Pero no funciona así en el ser humano. La percepción de los hechos en nosotros adquiere otras características que simplemente quedarse con los hechos sin nombrarlos, como si no estuviéramos allí.
Existe esa visión descarnada de los hechos sin dejarse hipnotizar por las palabras, claro, pero hay más que eso.

Eso es sólo una parte.

Existe también (o es lo mismo) un contacto vivo con los hechos, algo muy difícil de expresar bien.
Hay algo diferente cuando un ser vivo percibe y cuando una máquina percibe; es esa sensibilidad que añade algo a la percepción en sí.
Es esa sensibilidad la que dice "esto es bello" cuando algo es bello y "esto es horrible" cuando algo es horrible.

Las máquinas no pueden hacer eso.

Es a eso que Pablo se refiere cuando dice que "nos quemamos". Las máquinas no pueden sentir que se queman, pueden registrar las llamas, etc pero no sentir ese dolor.

Esa idea que anda flotando por ahí, no sé si de la mano de Tolle, de Feldman González o de algún otro boludo, de que la percepción es algo tan pero tan imparcial y que no "califica" nunca las cosas ni como bellas ni feas, ni como altos ni bajos, ni nada, es totalmente falsa y he visto chicos que han sido llevados al borde de la psicosis por tomarlo en serio.
Eso es la negación de la sensibilidad.
Está la percepción de la realidad con la mente, pero por decirlo de alguna otra manera, también está la percepción con el corazón.

No hay división entre ambas, pero a fin de comunicarnos, lo tengo que decir así.

Muchas veces las respuestas a un problema vendrán de la percepción "del ojo", es decir, por ver un hecho sin más. Como ser, los problemas prácticos. Pero otros problemas se deben ver con la piel quemada, por decirlo así. Con el fuego en el pecho del que hablaba K, la pasión.

El dolor nos diferencia de las máquinas y esconde el secreto de muchas cosas. El corazón gusta naturalmente de lo bello, sabe naturalmente qué debemos hacer, escapa de lo horrible y entiende la poesía.





viernes, julio 15, 2016

El precio de la corrección política a ultranza


Francia, así como otros países, se sigue negando a ver lo obvio.
Esta ceguera o hipocresía de sus dirigentes las terminan pagando los franceses de a pie.
El Islam NO ES como las demás religiones. Es tan simple como eso.
Pero parece que esto es demasiado difícil de reconocer.
¿Lo es, realmente?

Respuesta a un pedido de ampliación sobre este tema:

Básicamente lo que estamos viendo es por culpa de la visión boluntarista (con "b" a propósito) de los gobiernos socialistas de Europa. La visión "multiculturalista".
En esa visión optimista los diferentes pueblos del mundo traen a Europa sus culturas, enriquecen la cultura europea mientras sus miembros - al mismo tiempo - se vuelven occidentales, adoptan los valores democráticos y liberales, etc.

Hasta ahí bien.


Pero resulta que una de esas culturas impide toda asimilación, no tiene realmente NADA que aportar a la cultura occidental ni en términos de derechos humanos ni en adelantos de ninguna especie, aparte del mejor remedio mundial contra la migraña (te la sacan en un segundo)*

Otra cosa que aporta es un lavado cerebral especialmente adaptado para niños que se basa en el aprendizaje de un libro (el Corán) que en el 50-60% de su texto denigra y ataca a los que no creen en sus revelaciones (los infieles).

Los boluntaristas multiculturalistas ceden ante muchas peticiones de esta cultura extraña. Van cediendo mientras hacen lugar a su excepcional explosión demográfica.
Todo esto es observado también por una tendencia potencial terrible de Europa: la ultraderecha.

Los multiculti (moderados, izquierdas) están en el poder de casi todos los países de la UE, aunque ahora van surgiendo excepciones.
De ser por ellos, seguirían con este romántico camino, esperando que los inmigrantes musulmanes se occidentalicen un día como por arte de magia. Mientras, permiten el establecimiento de más y más mezquitas y ceden más y más leyes.

La ultraderecha, sin embargo, ha visto el peligro mucho mejor y mucho antes.
Una pena que sean ellos y no los demás; ahora Europa está atenazada entre un peligro islámico creciente, por un lado, y un poder ultraderechista también creciente, por el otro.
Y yo siempre le echaré la culpa a los románticos de la izquierda y del centro en el poder, porque fueron  advertidos durante años sobre este problema, pero parecen genéticamente incapaces de abrir los ojos.

* Hago la salvedad del arte de los países islamizados. Ese arte no es realmente islámico, ya que el Islam prohibe casi toda expresión artística. El arte de los países islamizados es PREVIA a la dominación islámica y ha sobrevivido A PESAR de su dominio.

miércoles, julio 13, 2016

El mito de la Argentina de los huevos de oro



Es asombroso ver cómo mucha gente exige que el estado le dé todo: educación, sanidad, comida y techo, como si no supieran que todo eso implica mucho esfuerzo y dinero de TODOS, incluyendo nosotros mismos, los beneficiados.
No hace mucho tuve una discusión caliente con un amigo kirchnerista (tengo montones)
La conversación terminó cuando descubrí que él consideraba a Argentina como una gallina de los huevos de oro, con riquezas interminables.
Ante los datos que le mostraba sobre lo imposible mantener semejante nivel de beneficencia con los recursos de Argentina, simplemente se negó a aceptar tal hecho, y me dijo:

"Hay plata. A mí me gustó vivir bajo Cristina, me sentía protegido porque ella repartía la plata"

Y ya.
No le importaban los datos de ningún tipo, incluso dudaba de ellos ("¿quien lo dice?" )
"El síndrome del invitado", como lo llamo yo.
Invitás a alguien a una cena, te levantás bien comido, te vas sin pagar... pero el invitado le echará la culpa al mozo que le quiere cobrar... y para colmo aceptará otra invitación tuya en el futuro.
¿Suena increíble todo esto?
Pues un poco de análisis serio de los datos económicos puede terminar con el razonamiento basado en lo emocional o el lavado cerebral en cuestión de horas.
Pero nadie lo hace, y así continuamos discutiendo.
En este momento el mundo enfrenta un nuevo problema: multitudes de jóvenes con baja formación ("low-skilled youngsters").
Son millones y millones de chicos que tienen poca o ninguna otra capacidad más que comer y reproducirse. No hay lugar laboral para ellos, ni siquiera hay lugar físico donde puedan vivir.
¿Algo más pavoroso aún?
Millones de jóvenes CON formación que tampoco encuentran un lugar en el mundo debido a que... ya somos demasiados y el mundo es chico.
Miles de ellos mueren todos los años tratando de alcanzar las costas de Europa, o languidecen en las inmensas ciudades de India.
Esta creciente hecatombe global tiene su reflejo - todavía pálido - en Argentina, si bien ya se ve más claramente en el Paraguay y Brasil, con gente viviendo al costado de las rutas o abalanzados sobre los restos de selvas milenarias y magníficas, totalmente destruidas en los últimos 50 años.
Argentina ha intentado lo imposible, como Venezuela: todo para todos. Y así nos fue.
No se puede, gente. No se puede sobre todo si al mismo tiempo pretendemos también libertad.
Hasta en Suecia te prestan 30.000 dólares para que estudies en la Universidad; si no terminás la carrera lo tenés que devolver. Si la terminás, no te sale nada, pero si trabajás en Suecia te van a sacar el 40% del sueldo en impuestos y con eso bancan al siguiente estudiante. Y estamos hablando de un país rico con poca población!!!
Es hora de abrir los ojos a una realidad catastrófica y dejar de soñar en cuentos de hadas y gallinitas de huevos de oro.
La solución sólo se podrá encontrar con los ojos abiertos, esto es, viendo las cosas tal como son, por más duras que sean.

Originalmente posteado en Facebook

lunes, julio 11, 2016

La Iniciación, según Krishnamurti /// The initiation, according to Krishnamurti






Relato de S. Balasundaram, un amigo de K, autor del libro "Non guru guru", extraído del libro "Knocking at the open door" de Mark Lee.




Una noche, aparte de Pupul [Jayakar] y yo, también estaban en la mesa del comedor Nandini [Mehta] y Sunanda [Patwardhan].

Había una conversación ligera sobre los primeros discípulos de Krishnamurti. Dije que Rukmini Arundale había venido a casa, en Bangalore, para ver Visalakshi [la esposa del Dr. Balasundaram] y estaba muy entusiasmada con suceder a John Coats como Presidente de la Sociedad Teosófica. También dije que Emily Lutyens [esposa de Edwin Lutyens] dijo en su libro "Candles in the Sun" ("Velas en el Sol") que Rukmini Arundale había pasado por cinco iniciaciones en el breve lapso de quince días.

Krishnamurti se incorporó de repente y le preguntó: "¿Sabe usted lo que es una iniciación? Usted no sabría lo que es incluso si pasara por la primera iniciación."
Krishnamurti continuó en tono serio: "El discípulo se acerca al maestro que está sentado en el extremo de una cueva que se parece a un largo túnel. Una dura voz retumba desde adentro: "¿Qué es lo que deseas? Tú no eres apto para nada, desaparece."
Si el discípulo es serio y persistente, regresa después de algún tiempo y la misma voz habla en voz alta y dice lo mismo. El discípulo, a pesar del rechazo, mantiene que viene en un período de tiempo. Entonces, un día, para su sorpresa, se encuentra en la entrada de la cueva esculpida una figura de sí mismo; tal vez los ojos sean crueles, la mandíbula saliente y las líneas faciales exuden codicia y avaricia. Sean cuales sean las contorsiones, se da cuenta de que la figura es él mismo. Mientras lo mira con una sensación incómoda y ansiosa, la voz de adentro dice desde el fondo del túnel: "Mira lo que eres; ve y haz algo" El discípulo regresa, reflexiona, cambia, y sigue retornando. A medida que cambia, se va volviendo más relajado y suave, y deja de lado sus gustos, disgustos y apegos, y la figura también sufre un cambio gradual. No hay respuesta desde el interior de la cueva. Ahora la comunicación es sólo con la figura sentada fuera del túnel. Este proceso continúa hasta que se derrumban la mayor parte de las acumulaciones como el ego. Entonces, un día, la voz dice en voz alta su nombre. Hay gran afecto en la voz y el maestro dice: "Adelante", y lo recibe. Esta es la primera iniciación."
Habíamos escuchado en silencio y con asombro. Todo el ambiente había cambiado. No había ninguna pregunta - esto era un conocimiento de primera mano. Él [Krishnamurti] preguntó: "¿Notaron una presencia?"

Todos estuvimos en silencio durante un tiempo. Entonces Pupul preguntó: "¿Así que todo es verdad?"
Krishnamurti respondió: "Pero ellos han hecho todo esto tan condenadamente concreto"



ENGLISH

A story of S. Balasundaram, a friend of K, author of the book "Non guru guru". Excerpted from the book "Knocking at the open door," by Mark Lee.

One evening, apart from Pupul [Jayakar] and me, Nandini [Mehta] and Sunanda [Patwardhan] too were at the dining table.

There was some light-hearted conversation about Krishnamurti’s early disciples. I said Rukmini Arundale 8 had come home at Bangalore to see Visalakshi [Dr Balasundaram’s wife] and was very keen on succeeding John Coats as President of the Theosophical Society. I also said Emily Lutyens [Edwin Lutyens’ wife] in her book Candles in the Sun says Rukmini Arundale went through five initiations in the brief span of fifteen days.
Krishnamurti suddenly sat up and asked: ‘Do you know what an initiation is? You wouldn’t know what it is to even go through the first initiation.’
Krishnamurti went on seriously: ‘The disciple approaches the master who is seated at the end of a cave which looks like a long tunnel. A harsh voice booms within: “What is it that you want? You are not fit for anything, go away.” If the disciple is earnest and persistent he comes back after a while and the same voice calls out and says the same thing. The disciple, despite the rebuf , keeps coming over a period of time. Then one day, to his astonishment, he finds at the entrance of the cave a sculpted figure of himself; perhaps the eyes are cruel, the protruding jaw and the facial lines exude greed and avarice. Whatever the contortions, he realises the figure is he. As he looks it over with an uncomfortable and anxious feeling, the voice within calls out from the end of the tunnel: “See what you are, go away and do something.” The disciple goes back, reflects, changes, and keeps coming back. As he changes, mellows and softens, and lets go of his likes, dislikes and attachments, the figure too gradually undergoes a change. There is no response from inside the cave. Now communication is only with the seated figure outside the tunnel. This process goes on till he drops most of the accretions as ego. Then one day, the voice calls out his name. There is great af ection in the voice and the master says: “Come in”, and receives him. This is the first initiation.’

We listened in silence and awe. The whole atmosphere had changed. There was no question – this was firsthand knowledge.
He [Krishnamurti] asked: ‘Did you notice a presence?’
All of us were silent for a while. Then Pupul asked: ‘So it is all true?’
Krishnamurti answered: ‘But they have made it all so damn concrete.’

jueves, julio 07, 2016

Venta de tierras a los extranjeros: ¿bueno o malo?

Xolmis Irupero ("monjita blanca")
Habitante de la zona de San Marcos Sierra
Pictografía sobre laja negra, 1994

Respuesta a una nota que critica que Macri esté dando facilidades para la compra de tierras argentinas por parte de extranjeros.



No entiendo... ¿por qué les indigna esto?

  1. Por lo general (y en una gran mayoría) los extranjeros que han comprado tierras en Argentina se han portado mucho mejor con esas tierras que los propios argentinos. Ejemplo ejemplar: Tompkins Conservation en Argentina y Chile.
  2. Si queremos integrar a Argentina al mundo y queremos que los argentinos puedan comprar tierras en el exterior, entonces tenemos que abrirnos a que compren ellos también.
  3. Lo que se debe hacer es controlar lo que se hace con la tierra, no de quién es la tierra. Yo soy extranjero (paragua-tano) y tengo mis 82 has. en el Salto, San Marcos Sierra, rumbo a ser declarado reserva natural, parte del 3% de los bosques nativos que sobrevivieron en Córdoba. A mi lado nomás tengo a un vecino que está haciendo pomada sus 200 has.¿Qué harían en este caso ustedes?¿Sacarme la tierra para dárselas al vecinito argentino?
A ver si entendemos que Macri intenta integrar a Argentina al mundo. Eso es absolutamente incompatible con un alto grado de nacionalismo. Hay que ser totalmente claros en esto.
O nacionalismo y encierro, o no-nacionalismo e integración.
No partecitas sí y partecitas no, según nos convenga. Integrarnos es buscar el bien de todos, no solamente el bien de los argentinos.
Suficiente sufrimiento ya causaron los nacionalismos (y que lo diga un paraguayo...)

sábado, junio 11, 2016

La vivencia OVNI y la percepción inconsciente

OVNIs sobre la Casa Blanca en 1952.
Uno de los eventos más espectaculares
y al mismo tiempo inexplicables para los escépticos,
mantiene su misterio hasta hoy.


Respuesta algo extensa a un comentario en otra nota en relación a los OVNIs que, creo, merece su propia nota.

Comentario:


Pero si se fija, usted también está proyectando sus fantasías, por ejemplo la de que son "seres inimaginablemente inteligentes".
Para viajar en naves espaciales no hace falta ser "inimaginablamente inteligentes", el boludo ser humano ya lo hace -y sólo 65 años después del avión de los hermanos Wright- :D




Cuando uno conoce a una persona recibe múltiples impresiones de ella; están las impresiones visuales, auditivas... es decir, las impresiones provenientes de los sentidos. Pero... esto es todo?
Existen otras percepciones sobre esa persona que al momento pueden – o no – ser conscientes.
Es decir, captamos mucho más de lo que creemos. Y esto sucede porque nuestro cerebro funciona de una manera bastante similar al resto del cuerpo... ¿de cuántas funciones corporales somos realmente conscientes? Aceptamos fácilmente que la fisiología es algo que “nos sucede mientras hacemos otra cosa” pero no estamos tan dispuestos a pensar lo mismo respecto a nuestro órgano con privilegios especiales, el cerebro. Pretendemos que nuestro consciente es mucho más omnisciente de lo que es realmente.

Así entonces, cuando nos presentan a alguien, la radiografía que hacemos es mucho más profunda de lo que nosotros mismos creemos. Si tales radiografías no se hacen conscientes al momento, luego intentarán pasar al ámbito consciente vía sueños.
Pero muchas veces esas impresiones sí pasan directamente al consciente, sobre todo si la persona está atenta, sensible. Generalmente ese fenómeno es llamado “primera impresión”. Por supuesto, también existen las falsas primeras impresiones que no son más que proyecciones del pensamiento.
¿Cómo podemos diferenciar a la verdadera primera/profunda impresión de las proyecciones?

Hay maneras.

La primera es que las proyecciones están precargadas con nuestras viejas y conocidas emociones. Al ser una proyección surgida de nuestros depósitos tela-de-arañosos, tienen un aroma ya conocido. A veces incluso ya hemos arrojado la misma proyección sobre otras personas.
Pero la percepción real de alguien diferente viene acompañada del aroma de lo nuevo. Y esto sucede invariablemente, porque no hay dos personas iguales.
Puede que una persona sea similar a otra y rápidamente asimilemos la imagen guardada del primero sobre el segundo... el fenómeno es igual: las impresiones ya conocidas, respiramos de nuevo el viejo aroma.
Pero el descubrimiento total de alguien nuevo nos empapa de descubrimiento.
Y mientras más exótica sea la persona que acabamos de conocer, más diferentes serán las sensaciones. No será lo mismo conocer a un vecino del barrio que a alguien que se hizo una choza en la Antártida y vive allí hace 30 años.

Y aquí llegamos al punto... ¿qué se puede decir de seres que ni siquiera provienen de la Antártida sino de muchísimo más lejos?
La persona que pasa por una verdadera experiencia Ovni entra en un completo estado de shock. Es un shock que sólo los años van equilibrando. No hay que confundir a estas personas con aquellas que viven tratando de comunicarse con los E.T. Estamos hablando de la persona común que se topa con algo extraordinario. Los perseguidores de Ovnis ven Ovnis hasta en la sopa y no se trauman demasiado ya que, vean realmente un Ovni o no, están tan precargados de imágenes al respecto que de todas maneras proyectan sus contenidos sobre lo que están viendo, así que al final poco importa lo que haya sucedido en verdad.

La diferencia entre aquellos que han pasado por una experiencia Ovni real difiere profundamente de aquellos que pasaron por una experiencia real pero esperada, y sobre todo de aquellos que confundieron a un satélite con un Ovni.
Parte de las percepciones múltiples que ocurren en los segundos o minutos que dura la visión, suben a la consciencia gradualmente, en días, meses. Esas impresiones, al no ser producto de nuestro depósito de recuerdos, tienen esa frescura y la revolución de lo absolutamente nuevo.

Es un viento que por primera vez entra a nuestra casa.

Y una de esas impresiones es que ellos son inimaginablemente inteligentes y compasivos. Que es inútil que tratemos de imaginarnos la magnitud de sus mentes, de su tecnología, sus motivaciones, etc.
En todos los sentidos somos similares al canario enjaulado que ve pasar por la ventana, muy alto y muy lejos, a un jet.

Ante este hecho de la vida hay que ser muy humildes.

Es algo que nos coloca en nuestro verdadero lugar en el cosmos.





viernes, junio 10, 2016

El continente de las aguas




De regreso a Argentina luego de algunos años europeos uno siente los cambios sucedidos en una forma algo diferente a los que se quedaron viviéndolos gradualmente aquí.

En primer lugar – y como siempre ha pasado – uno nota esa cualidad caótica en comparación a Europa.  El orden y la estabilidad no están presentes en Argentina así como tampoco en el resto de Sudamérica - Chile pareciera estar saliéndose del molde, sin embargo.

Y luego, el verdor. Los árboles y el cielo. La exuberancia que produce la abundancia de agua en el continente más húmedo del mundo.
Los demás continentes lucen, al lado de Sudamérica, como más secos, más poblados, y con una geografía general menos espectacular. Digamos, nada se compara a los Himalayas, pero es que los Andes están muy cerca de esa cordillera madre. En algunos sitios, como en la Puna argentina, hasta se tiene el sentimiento del Tibet.

Sin embargo, nada, absolutamente, se compara ni cercanamente al Amazonas, ni al Río de la Plata, ni a las cataratas de Iguazú, etc.
Con el desierto más seco y muerto del mundo no muy lejos de la selva más grande y más viva que existe, y metido entre los dos océanos mayores, Sudamérica es realmente única en los aspectos relacionados al agua, que es la vida misma.

Y el agua también es el caos.

Quizás todo esto esté relacionado, y el caos y el agua y el verde y las historias que aquí se suceden sean finalmente todo y la misma cosa nomás.