domingo, enero 24, 2016

Krishnamurti y el Zen



Las Memorias de Mary Zimbalist pusieron en palabras un mundo donde he vivido siempre, el mundo de las energías. Lo peor que puede pasarnos es no sentirlas. ¿Que sería de la enseñanza de K si sacamos la parte energética, atemporal? ¿En qué se diferenciaría de un psicólogo, de un filósofo más del montón?
Lo que saca a K de la categoría de filosofastro de feria son los estados a los que se refiere, las menciones de algo sagrado, misterioso cuya acción se reflejó en toda su vida durante toda su vida, y que es la fuente de su enseñanza - si puede decirse algo así.
Esto es algo bien concreto, no una metáfora.
Existe, actúa, pero el grueso de los lectores de K se ha apartado de ello, lo dejan como "algo personal, de cada uno", o como algo "colateral a la enseñanza" porque es "algo que puede suceder, o no", para ellos se trata de "algo misterioso" que esperan resolver algún día y mientras tanto, es mejor evitar porque el campo de las energías "es un campo peligroso donde podemos caer en ilusiones de todo tipo".

No creo que pueda existir una malinterpretación más grosera de las enseñanzas que reducir a K a un montón de artimañas verbales que destruyen por vía lógica ilusiones como el ego, el nacionalismo, los gurúes y pequeñeces así. Y estas cosas son pequeñeces porque la vivencia de un solo estado, de una sola visita intensa de lo sagrado las disipa en un segundo, sin necesidad alguna de reflexión, de diálogo, de nada al respecto. En un segundo hay ilusión... y en el siguiente todas las ilusiones se han disipado, evaporado, diluido en medio de una clara visión plena de felicidad y pureza. No lo hace para siempre, claro está, sólo mientras dura el estado o la visita, pero deja una huella no sólo en la persona sino en la mente humana total.

Las personas que no pueden acceder a estos estados por X razones al menos deberían tener la humildad de reconocer que algo les pasa a ellos, pero no deberían deformar las enseñanzas de K, acomodar sus palabras a su conveniencia, elegir sólo aquella partecita relacionada con lo psicológico y centrarse durante 10, 20, 30 años en eso, en diálogos grupales interminables, en lecturas de libros kilométricas, dando vueltas y vueltas a cada frase de K como un conejillo en la rueda, siempre en el mismo lugar.

Señores, la difusión de las enseñanzas de K no consiste en la difusión de sus palabras sino en la vivencia de lo sagrado.

Esta cuestión no es nueva; así como pasaría luego en el Zen, hay constancia de que entre los discípulos del Buddha ya había una división entre aquellos que se volvían eruditos de la enseñanza (jnana) y quienes pasaban por vivencias meditativas (dhyana). Los estados extraordinarios surgidos de la meditación no son, pues, privativos de la enseñanza de K sino que han aparecido aquí y allá durante la historia humana - y también estuvo en la Tierra sin humanos... y antes de la Tierra también.

La enseñanza como tal jamás fue expresada por otra persona más que por K aunque hayan habido enseñanzas parecidas como las del Buddha y las de Nagarjuna, pero eso otro es algo sin tiempo.

La división entre los seguidores del Buddha duraría los 2600 años que nos separan de las huellas de ese ser maravilloso y ahora se ha trasladado a los lectores de K, pero en el medio hubo un maestro zen que dijo algo muy gracioso respecto a los "aferrados a las palabras" que creo que tiene plena vigencia hoy día; dijo que ellos eran "los moradores de la oscura cueva del esqueleto"

Los discípulos zen sabían que existía un estado extraordinario, el satori. Y todos los monjes comprendían claramente que el zen se trataba de esa vivencia, no de aprender pilas de sermones. A ningún monje se le ocurría tomar el manto del maestro (sucederlo) si no había obtenido el satori. A tal fin, recurrían a mil caminos como el koan, sentarse en silencio por largos períodos, diálogos, retiros, etc.
Podían pasar toda la vida en esa búsqueda y lograr el satori siempre fue más bien un evento excepcional.

¿Cuál debería ser la actitud de un lector crónico de K que nunca ha entrado en el "palacio de perlas y piedras preciosas que se esconde detrás de una brizna de hierba"?
Creo que debería mantener la claridad de que su comprensión de las enseñanzas de K es muy limitada. Que mientras no tenga una profunda vivencia de lo sagrado hay puertas importantes que no se le han abierto. Y sobre todo, jamás ubicarse en el papel de "difusor de las enseñanzas", de ninguna manera.
Eso es humildad que eventualmente puede llegar a abrir esas puertas.

Creo, también, que debería prestar atención al por qué tales vivencias no han sucedido. ¿Es porque el cuerpo está insensible? ¿Porque tenemos la cabeza demasiado llena de las palabras de K? ¿Porque nos preocupamos demasiado del tema? (obsesionarse con K o asuntos relacionados con él es un problema mayor)
El cuerpo es sumamente importante. K dió directivas precisas al respecto (no fumar, no tomar alcohol, no comer carne, florecimiento de los sentidos, equilibrio entre lo masculino y femenino, yoga, etc)
Incluso habló de los 50 años como fecha límite luego de la cual, si ciertas cosas no habían ocurrido, ya no podían suceder. Y por lo que he visto, ésta es una ley inflexible.

Así entonces, si hemos estado leyendo a K durante años y todo lo que nos queda de ello es una gran habilidad para ganar todas las discusiones en los foros y entre los amigos (porque con K bajo el brazo tenemos todos los mejores argumentos)... pues comencemos a preocuparnos.

Porque falta algo.
Y se trata de algo muy, muy importante... esencial.


17 comentarios:

  1. Gracias Galaxio.

    Para mi ha sido un gran post para tener en cuenta y reflexionar en que punto estamos o simplemente le damos vueltas y vueltas al mundo de la cabeza...

    Hoy recibí la notificación de este post y lo leí. Justo despues salí de viaje y escuché un programa donde se citaba este texto de Krishnamurti.
    He creido conveniente ponerlo aqui, simplmente con el ánimo de reflexión individual para el que lo lea al hilo de tu post.


    "La mente religiosa es por completo distinta a la mente que cree en la religión. Usted no puede ser religioso, y ser a la vez hindú, un musulmán, un cristiano, un budista. Una mente religiosa no busca nada, no puede experimentar con la realidad. La Verdad no es algo que a usted le dictan su placer o su dolor o su condicionamiento como hindú o como
    cualquiera otra religión a que pertenezca. La mente religiosa es un estado en que no hay temor, y, por lo tanto, ninguna creencia; sólo hay lo que es, lo que realmente es.
    En la mente religiosa existe ese estado de silencio -que ya hemos examinado antes- y que no es producto del pensamiento, sino resultado de estar conscientemente alerta (awareness). Cuando el meditador está totalmente ausente, ese estado de ser consciente es meditación. En ese silencio hay un estado de energía sin conflicto. La energía
    es acción y movimiento. Toda acción es movimiento, y toda acción es energía. Toda la vida es energía. Si a esa energía se le permite fluir sin contradicción, sin fricción, sin ningún conflicto, entonces será inmensa, inagotable. Sin
    fricción no hay fronteras para la energía. Es la fricción la que la limita. ¿Por qué entonces, viendo esto, el ser humano produce fricción dentro de esta energía? ¿Por qué crea fricción en este movimiento al que llamamos vida? ¿Es la
    energía pura, la energía sin limitaciones, simplemente una idea para él? ¿No tiene realidad?

    Necesitamos energía no sólo para producir una revolución total en nosotros mismos, sino también para investigar, para observar, para actuar. Y mientras haya fricción de algún tipo en cualquiera de nuestras relaciones, ya sea entre esposa y esposo, entre hombre y hombre, entre una comunidad y otra, uno y otro país, o una y otra ideología
    -si hay fricción interna, o conflicto externo en alguna forma, por sutil que pueda ser- habrá desperdicio de energía.

    Siempre que hay un intervalo de tiempo entre el observador y lo observado, se crea fricción y, por lo tanto, se malgasta energía. Esa energía se eleva a su punto más alto, cuando el observador es lo observado, en que no hay intervalo de tiempo en absoluto. Siendo así, habrá energía sin motivación, y ésta descubrirá su propio canal de acción,
    porque entonces el Yo no existe."

    Krishnamurti "La Revolución Total - La Mente Religiosa - La Energía - La Pasión"
    Liberese del pasado.


    un saludo
    David

    ResponderEliminar
  2. Entradas como esta –(o como la del supuesto contrasentido de la muerte de Krishnamurti)-son las que yo no comprendo.

    Para mí la aportación de K está bastante clara, y por supuesto, es su pensamiento, recogido en sus libros; ¿Qué más buscan ustedes? ¿una religión?
    Pues claro que fue un filósofo, un pensador, y un ser humano que al final se murió.
    -¿Qué otra cosa tenía que ser? ¿un ídolo? ¿un dios? ¿un elfo?-
    K no era un ocultista, lo esencial de su enseñanza lo dijo con palabras sencillas y lo repitió muchas veces, así que perfectamente se puede entender y asumir, si uno quiere vivir libre de supersticiones. No es una oscura doctrina que precise exégesis constante, ni reuniones litúrgicas. Si quieren vivencias y no quieren quedar encallados 20 años en el pensamiento de K ... pues muy sencillo : No hagan grupos de lectura o de discusión sobre K; hagan grupos de buceo, o de dibujo al aire libre, o de bañarse en el mar todos los domingos del año a las 9 de la mañana... (lo "sagrado" se puede encontrar en muchas cosas, sin falta de esoterismos).
    En este mismo blog leí dos anécdotas sobre K, una referida por la mujer de Aldous Huxley que me pareció bastante creíble y que suscitaba un tema interesante, ...y otra referida por Asha Singh,(http://galaxio.blogspot.com.es/2009/06/bella-y-misteriosa-anecdota-de.html) ...que me pareció una patochada milagrera y sensacionalista, sin ninguna sustancia intelectual.
    ¿es esa clase de experiencias extáticas lo que ustedes ansían? El propio Krishnamurti las explicó : la gente llega a tener visiones con aquello en lo que cree. Si ustedes han comprendido una manera de pensar que hace limpieza, que destruye las supersticiones y las creencias... ¿para qué las recuperan?

    A mi la tal “bella y misteriosa anécdota” me produce la misma vergüenza ajena que los trances de la médium de El Escorial. Y las “energías” que otros dicen percibir, a mí ni me van ni me vienen.
    ¿Prescindir de semejantes “misterios” ya deja a Krishnamurti en “la categoría de filosofastro de feria”? Disiento completamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Gordons... mira, nuestras conversaciones giran en torno al mismo tema.
      Creo que hasta que no pases por ciertos estados, la rueda del conejillo seguirá girando vertiginosamente en el mismo sitio.
      Esta respuesta va para ti, pero sobre todo para otras personas que también se hacen las mismas preguntas pero no escriben aquí.

      -----------------

      "¿Qué más buscan ustedes? ¿una religión?"

      Bueno, no lo buscamos; es que su enseñanza ya lo es.
      K considera a su enseñanza como religión en el sentido más profundo, es decir, "reunión de las energías". El se consideraba a sí mismo "un hombre religioso" y que llevaba "una vida religiosa".
      -----------------

      "K no era un ocultista"

      No en el sentido de Teósofo pero sí en el real... resulta claro que no leíste las Memorias de Mary Zimbalist. Para no entrar en detalles, en muchas ocasiones y muy simplemente, como parte de la vida cotidiana, hizo "magia" (y aceptó esta palabra sugerida por ella, para describir sus manejos de las energías sutiles). Realizó curaciones con las manos, no sólo dijo que los Maestros tenían existencia real sino que también las iniciaciones existían; por ej, dijo que Mary Zimbalist había pasado por una iniciación. Y no entremos a hablar de todo lo que dijo del Kundalini, chakras, lugares sagrados, etc.
      -----------------

      "(lo "sagrado" se puede encontrar en muchas cosas, sin falta de esoterismos)"

      Como dije en la nota, el satori, nirvana, etc son "patrimonio de la humanidad". Pero no es tan gratuito como lo expresas. Millones de nadadores, pintores, etc no pasan por esa experiencia nunca, o al menos, con profundidad. Sí hay estados de felicidad en la naturaleza, pero es completamente otra cosa de las vivencias trascendentales a las que se refiere K. En este punto te aconsejo la lectura del Diario y fíjate si te parecen experiencias comunes y corrientes.
      -----------------

      "Si ustedes han comprendido una manera de pensar que hace limpieza, que destruye las supersticiones y las creencias... ¿para qué las recuperan?"

      Por Dios, Gordons... es que...
      1) no es una manera de pensar, sino la única manera de NO pensar
      2) no son supersticiones y creencias sino hechos contundentes. A ver... K habla de salidas de su cuerpo; pues bien, yo lo he hecho muchísimas veces y puedo atestiguar la realidad de ello, junto a miles otras personas que pasaron por esa experiencia y lo cuelgan en la web.
      ¿Telepatía y sueños? pues tengo montones de anécdotas. La lista es muy larga...
      K NO negó la experiencia de Asha Lee, sino que sólo le cuestionó su actitud hacia ella.
      ¿Reencarnación? Pues ya lo sabes: K conoció al Buddha *personalmente*. Tanto es así que en la escuela de Rajghat hay una marca donde K dijo que el Buddha descansaba durante el día.
      ¿Continúo?

      La cosa es completamente al revés de lo que supones: cuando las creencias y supersticiones han sido desechadas, se produce una quietud en la mente que posibilita las experiencias extraordinarias.
      Cuando las supersticiones y creencias sobreviven en uno, éstas incluso pueden disfrazarse de "sano escepticismo", siendo el mejor síntoma de que eso es lo que está ocurriendo en realidad, que tendrás pocas o ninguna de las así llamadas "experiencias paranormales"... lo cual reforzará aún más tu actitud escéptica en un círculo vicioso del peor.

      Tales experiencias son absolutamente inevitables a medida que los niveles más profundos de la mente se van revelando a sí mismos, algo que advirtió claramente K y es lo que me ha sucedido a mí y a varios amigos con rigurosidad.

      Cuando mis amigos y yo compartimos estas cosas no los hacemos en un ambiente de búsquedas de experiencias extraordinarias sino con la misma actitud que cuando hablamos de nuevos descubrimientos, de exoplanetas, de la teoría cuántica o de la belleza de la naturaleza, ya que los estados extraordinarios son sólo una parte más del universo.

      Eliminar
  3. Gracias por su tiempo. Le respondo también por partes:

    Tema RELIGIÓN : Reiteradamente K habla de “ser religioso” como una forma de “ser serio”. Yo le puedo enlazar muchas citas de Krishnamurti criticando a las religiones.
    ¿Puede citar usted textualmente DÓNDE dice K que su propósito es fundar una nueva religión, o que considera su propia enseñanza “una religión”?

    El mundo está demasiado lleno de gentes que dicen “Las religiones son todas basura (excepto la mía que es la única verdadera)”. Al mismo modus pensandi pertenecen cosas del tipo de “unos pocos amigos rigurosos y yo tenemos vivencias profundas, no como la inmensa mayoría, que las tienen superficiales”.
    ((Comprenderá usted que eso sí que suena gratuito, está al alcance de cualquier EGO)).
    Mire, yo vivo frente a una playa, y veo todos los días a “runners” que corren sólos, cuando todavía no amaneció, y más tarde a bañistas y surfistas que hacen lo suyo, llueva o nieve, ... y por circunstancias mucho más casuales también conozco a gente que hace espeleología y parapente, y a otros que AMAN cosas mucho menos espectaculares, como por ejemplo pescar, ....... y en todos los casos me cuidaría mucho de prejuzgar que lo suyo es superficial o “gratuito”, o que no sienten emociones y plenitudes tan potentes como las que pueda sentir yo dibujando, K mirando una montaña, o usted saliéndose del cuerpo o lo que sea que haga.

    Tema ESOTERISMO : A mí no me impresionan los ovnis, ni los viajes astrales, ni los adivinos, ni las alucinaciones de A. Singh, ni las caras de Belmez, todo eso mire por donde, es lo que yo veo superficial, insustancial, circense, inauténtico ...
    A lo mejor resulta que Krishnamurti también se subió a un ovni, o levitó varios metros por encima de la muchedumbre, ...(confieso que no tengo la suficiente curiosidad sobre su vida personal para investigar si la Zimbalist o una amiga de la cocinera de la Zimbalist tienen testimonios al respecto) ...lo cierto es que yo en los vídeos solamente lo veo dar charlas, y además MUY racionales; nunca lo veo haciendo magia, ni diciendo “Soy la reencarnación de Buda”, “Vengo a fundar una nueva religión”, “Puedo curar el cáncer” etc
    Por favor, no dude en ponerme los enlaces a los videos donde ÉL diga cosas así....
    Yo le voy pasando este donde se descojona con el Kundalini:
    https://www.youtube.com/watch?v=eqWWJpS34QI

    Tema NO PENSAR : A ver si lo entiendo bien: ¿Quiere usted decir que todos los libros, las charlas, los debates, son PENSAMIENTO, excepto los de Krishnamurti?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Gordons... bueno, son muchas preguntas, vamos por partes.

      Krishnamurti es famoso entre las personas que no saben mucho de él, precisamente debido a su negativa a mantener una organización religiosa montada en torno suyo y a renunciar a su rol como Mesías dentro de esa organización. Sin embargo, jamás negó que fuera el Instructor del Mundo sino más bien lo contrario, lo confirmó montones de veces y a través de toda su vida.
      Igualmente, la religión que él expresaba con su vida y sus enseñanzas era LA religión, la única, la filosofía-religión cuyos únicos "parentescos" son la enseñanza del Buddha Gautama y el taoísmo antiguo.
      K dijo que en el futuro las únicas dos mentes que sobrevivirían sería la mente religiosa y la mente científica. Con esto descarta a la mente supersticiosa-fantasiosa, que es la mente que está asociada a las organizaciones religiosas conocidas.
      Así pues, K establece en la tierra la enseñanza que lleva a una vida religiosa. Que uno llame a eso "religión" o no, carece de importancia. Es religión, debido a su propia definición etimológica de "re-ligar" las energías. Juntar, no dispersar, las energías. Las energías se dispersan por los conflictos psicológicos, el fin de los conflictos es la reunión de las energías, lo cual lleva a una mutación. Todo esto es parte de la "religión" de K, de la vida religiosa que él mismo vivió. Y cuando él se refiere, en su discurso de la disolución de la Orden, que su misión es liberar completamente a la humanidad, está haciendo lo mismo que estableciendo la religión verdadera, lo cual comenzó precisamente desmontando una religión (la Orden de la Estrella) organizada basada en el pensamiento/devoción.

      Ese es un momento crucial en la historia humana. Por primera vez se dice que las estructuras religiosas son un impedimento para la verdadera religión, que es la libertad.

      Eliminar
  4. Usted puede buscar en Krishnamurti una religión, si eso le place, y también puede argumentarlo -interpretando lo que K pretendía- pero mi pregunta era otra:
    ¿Puede citar usted textualmente DÓNDE dice K que su propósito es fundar una nueva religión, o que considera su propia enseñanza “una religión”?

    Para mí "la mente supersticiosa-fantasiosa" es justamente la de personas como Asha Singh... (sin duda una gran creyente en Krishnamurti ;D).

    Yo en cambio comparto lo que dijo K sobre las religiones; pero eso no me lleva a pensar que soy de “religión Krishnamurtiana”. Lo que pienso es “¿Para qué quiero yo una religión?”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gordons, creo que ya hemos discutido esto anteriormente, pero bueno...

      Primero le aclaro que K nunca dijo "yo vengo a crear la religión krishnamurtiana", ni nada parecido, si a eso se refiere.
      Pero por otra parte, de la lectura de su vida y palabras surge claramente que él ha venido a establecer LA única religión, y de eso no hay dudas.

      Veamos si esta aproximación aclara algo:

      En la mente existen la percepción y el pensamiento.
      Cuando la percepción se enfoca en los hechos concretos y luego interpreta lo percibido en términos lógico-matemáticos, da origen a la ciencia.
      Cuando la percepción se enfoca en los hechos psicológicos, metafísicos, atemporales, ese segundo paso de la interpretación lógico-matemática no puede tener lugar, ya que esa dimensión está por arriba de dualidades y pensamientos.

      Se da, entonces, un caso interesante aquí:
      la percepción está en todas partes, en ambos mundos, por decirlo así, pero el pensamiento sólo tiene su lugar correcto en uno de esos mundos: en el material. En ese campo el pensamiento crea la Ciencia y está perfecto.
      Pero cuando el pensamiento trata de interpretar lo percibido en las dimensiones atemporales, al ser insuficiente para ello, origina las religiones supersticiosas que conocemos, y así comienza entonces todo el desatino "espiritual".
      Es decir, la ciencia debe ser encarada con la percepción + pensamiento, pero la religión sólo puede ser encarada por la percepción.

      Y así como nadie puede decir que existan dos ciencias tampoco nadie puede decir sensatamente que pueden existir dos o más religiones.
      Existen una sola Ciencia y una sola Religión debido a que los hechos no son interpretables y son únicos.

      Al margen de la Ciencia existen las pseudociencias y al margen de la Religión existen las supersticiones, que sí gozan de la libertad de las contradicciones y de las "múltiples realidades" producto de la fantasía.

      Esta única Religión-Filosofía fue expresada en primer lugar por el Buddha Gautama*, profundizada luego por el buddha Nagarjuna, y floreció en la enseñanza de Krishnamurti (quien de hecho es otro buddha)
      Así como Gautama predijo a Krishnamurti, éste predijo que en unos cientos de años vendrá otro Instructor más, siguiendo el ritmo preciso y misterioso de la Vida.

      * Existieron "pre-Buddhas", pero nada sabemos de ellos con certeza. K dijo una vez:
      En el principio existieron unas cuantas personas que jamás respondían al odio porque tenían amor. Esas personas implantaron esto en la mente humana. ¿Correcto? O sea que donde existe el amor no existe el odio. Y eso también ha formado parte de nuestra herencia.

      Eliminar
  5. La dicotomía entre la verdadera religión y las falsas o supersticiosas, no nos lleva muy allá porque -tal como le dije en mi segundo comentario- todos los creyentes consideran que su religión es la verdadera y las supersticiosas son las demás.
    En la práctica, lo que vemos es que la religión funciona bien socialmente porque permite la simbiosis entre dos tipos de personas: Los que buscan SEGURIDAD –si no física sí al menos psicológica, mediante la creencia y la “militancia”- (los creyentes) y los que buscan liderazgo o influencia sobre los demás (los sacerdotes, gurús, pastores, maestros espirituales, etc...).
    En este sentido su entrada “Krishnamurti y el zen” me recuerda a las exhortaciones de los sacerdotes cuando animan a sus feligreses a vivir con mayor hondura espiritual su religión. También me recuerda usted a ellos cuando me reprocha que sólo coja de K aquello que me interesa. ((Pues claro que hago eso!...
    ¿y por qué especie de acto de penitencia iba yo a cargar con cosas inútiles, si no soy creyente?))
    Por ejemplo, dice usted :
    “Existieron "pre-Buddhas", pero nada sabemos de ellos con certeza.”
    Si no sabemos nada de ellos con certeza ... ¿por qué afirma usted que “existieron”, con esa naturalidad, como si nos estuviera hablando de unas uvas que se comió ayer?

    Eso justamente son las religiones : Acarrear meras creencias y asumirlas como “verdades” por el mero hecho de que antes las dijo K, (o algún otro maestro, profeta o autoridad).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La existencia de los pre-buddhas fue aseverada por dos de ellos: Gautama y Krishnamurti.

      Este último, hablando con David Bohm, incluso llegó a definir aún más el papel fundamental de aquellos:


      K : Quiero decir que los científicos y los historiadores han sostenido que el hombre empezó desde el simio que, como todos los animales, responden al amor y al odio; nosotros como seres humanos respondemos instantáneamente al odio con el odio.

      DB : Y viceversa, al amor con el amor.

      K : En el principio existieron unas cuantas personas que jamás respondían al odio porque tenían amor. Esas personas implantaron esto en la mente humana. ¿Correcto? O sea que donde existe el amor no existe el odio. Y eso también ha formado parte de nuestra herencia. ¿Por qué hemos cultivado la respuesta del odio al odio? ¿Por qué no hemos cultivado lo otro? ¿O lo otro, el amor, es algo que no puede ser cultivado?


      Es de notar que en la grabación original del diálogo Krishnamurti dice, más o menos que "esta media docena de personas" y "una o dos personas" son las que insertaron en la mente humana el no responder desde el odio.

      Esta temática no hace directamente a la liberación de la propia mente de sus confusiones primarias, pero para quien está navegando ya en las enseñanzas tiene implicancias trascendentes.

      Así que, dependendiendo de quién lo lea, es relevante o no.

      Eliminar
  6. Efectivamente, para mi no es relevante que existieran pre-buddhas o no, para mí es sólo un ejemplo de cómo funcionan las religiones: Usted mismo confiesa no saber nada de los pre-buddhas y sin embargo da por hecho que existieron, sólo por que lo dijo K.

    Pero fíjese, eso ni es “percepción” ni es inteligencia: Es meramente repetir lo que ha leído, y seguir a la autoridad.

    ((A ver, esos uranianos tan altamente sensibles: ¿Será posible que a ninguno le chirríe esto de tomarse a Krishnamurti como una religión?
    Tecleen algo, caramba, que no se van a morir... :D))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... seguro que le chirría a más de uno, ser uraniano no es ser iluminado!!!

      Respecto a la creencia en K, permítame que le pregunte:

      ¿Ud entiende la teoría cuántica o simplemente le cree a los científicos que afirman esas barbaridades incomprensibles como el entrelazamiento cuántico de las partículas?

      Eliminar
    2. No porque usted haga de "sacerdote" voy a hacer yo de “científico” :D
      A mí las teorías científicas me dan igual, no me las estudio ni me preocupo de creerlas ni de comprenderlas...

      Eliminar
    3. Como siempre, Ud sigue eligiendo qué creer, qué observar, qué sonsacar, en definitiva, qué le resulta útil y qué no...

      Si tan sólo se diera cuenta de este mecanismo selectivo suyo y viera que hay cosas que valen la pena comprender aunque no le interesen, en lo valioso de mirar la vida sin elegir qué ver y qué no ver, seguramente aprendería algo muy interesante.

      En este caso, si no le interesa este tema, igual lo dejo aquí para otros lectores.

      Existen varias clases de creencias que, en suma, se pueden reducir a dos:

      1) irracional, ilógica
      2) racional, lógica

      La primera es muy fácil verla en acción todos los días en todas las personas en todas partes.

      La segunda es más intrigante y mejor ir a través de ejemplos.

      Tenemos todos los elementos lógicos para pensar que existe un continente llamado "Antártida" pero aún así muy poca gente ha ido allá a conocerlo.
      La persona que no conoce la Antártida tiene una CREENCIA LOGICA en su existencia debido a la multitud de hechos que parecen comprobarlo.

      Pero si comenzamos a reducir ese número de hechos, por ejemplo, nos volvemos hasta una época en donde sólo un navegante lo haya visto, ya nuestra creencia no será tan lógica, porque dependeremos enteramente de la credibilidad de ese navegante.

      Así nos pasa con las ciencias. Aceptamos cuando Einstein nos dice que el tiempo es un factor local, no absoluto. Muy elegante para decirlo en las reuniones, pero ¿es que lo hemos comprobado por nosotros mismos?

      No. En la mayoría de los casos las personas CREEN en la verdad de la teoría de la relatividad y de la teoría cuántica, y están lejísimos de experimentarlos o comprenderlos por sí mismos. Basan su creencia en la confiabilidad de los científicos.

      En el caso de Krishnamurti existe el factor de su absoluta confiabilidad, en mi caso, porque he experimentado en incontables ocasiones la veracidad de lo que afirmaba en un amplio rango que va desde descripciones de planos atemporales hasta hechos políticos o ecológicos.

      Entonces él es para mí como Einstein o Max Planck... con una diferencia: no he experimentado por mí mismo un desplazamiento espacio-temporal ni un entrelazamiento cuántico, pero sí he vivenciado por mí mismo muchas de las verdades por él señaladas.

      Entonces, cuando él afirma algo como la existencia de los pre-buddhas o que los elefantes son en realidad canarios, pues lo escucharé con mucha atención, lo escucharé en forma muy diferente que si lo dijera cualquier payaso.

      Es tan simple como esto.

      Eliminar
  7. Interesante partido de tenis sin recogepelotas.

    Y a vueltas de la mecánica cuántica, tan fascinante y misteriosa a partes iguales, me surge una duda.
    Si a quedado contrastado que el macrocosmos y el microcosmos no actúan de la misma forma o parece que rigen las mismas leyes, ya que este último depende del observador y lo observado ... se pueden aplicar por igual y para todos las enseñanzas de Krisna, ya que se supone que en última instancia todos los seres humanos somos iguales (en el "mundo sin forma", nos diferenciamos en la forma) y nos deberían de regir las mismas leyes ???. No se si me explico o me hago la picha un lío ...
    Me refiero, que al observar lo observado, o ser el observador que es observado, al aplicar la misma ley esta puede actuar de manera diferente en cada persona dependiendo de las circunstancias, personalidad, actitud, etc de cada uno... o no.
    Si es así, no sería una Ley universal o fundamental.
    Tal vez esté desvariando un poco, jejeje

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, efectivamente, hay una diferencia enorme en el comportamiento de la energía-materia a niveles macro y microcósmico.
      Aparentemente, lo micro (muy micro) es pasible de ser alterado por la observación.
      Lo curioso del caso es que esa alteración puede terminar transformando el macrocosmos en una cadena de eventos sucesivos.
      Por lo tanto, la percepción actuaría en todos los campos, en unos más inmediatos que en otros.

      Saludos

      Eliminar
  8. Transcender el nacimiento y la muerte es un hecho que sólo, se vive en la soledad de nacer y abandonar el kuerpo...?
    Transcender el intelecto es vivir la naturaleza del nacido...?
    Todo pensamiento miente la belleza del nacido, las palabras nunca hacercaran vivir el mismo instante, hacercar...se.
    No es, hacercar con caminos que idealizan, vivir invitado a el mismo instante en abandonar ese cuerpo prestado por la misma muerte en el mismo instante de aquí y ahora, ese amanecer, atardecer con su anochecer...
    Es vida en su totalidad llamado silencio con soledad, total...
    El nombrado amor, no tiene forma ni, formación,
    Atentamente
    Kepake...

    ResponderEliminar