miércoles, marzo 20, 2013

Un universo amenazante vs. un universo optimista


Altar Jain

Una religión sumamente "gentil", en palabras de una joven jain.

No comen ciertos vegetales en algunas épocas del año para no dañar
a los insectos que viven en sus raíces.


Cuando todavía estábamos bajo el shock de los (aparentemente) despreocupados, relajados, sonrientes y pacíficos indios, nos topamos de frente con otra onda, también desacostumbrada.

En medio del calor del sol y del tráfico vimos a mujeres completamente cubiertas de negro, acompañadas por hombres con cara de pocos amigos.

Esto se repetiría en varias ocasiones: al entrar en una zapatería de hombres con gorrito, la energía no era la misma que la de los negocios de al lado. Perdía luz, alegría... pero si tan sólo fuera eso!!!
La voz es más cortante, el estado es más vigilante... ok, ok, sabemos que han habido choques religiosos aquí, y que los musulmanes están a la defensiva, pero esas caras también las he visto en noticieros hechos en los propios países islámicos.

El contraste de las caras contraídas de los musulmanes, se agrava mucho más aún cuando al lado le ponés a dos indios de vaya a saber cuál de todas las sectas hindúes, budistas o jainas... es verdaderamente notable.

Pero no son sólo los musulmanes... el otro día vimos a un grupo de monjitas católicas cruzar alegremente el jardín botánico. Alegres y todo, en sus caras tampoco está esa profunda relajación presente incluso en el rostro del indio común más ocupado con sus cosas. No será tan grave como en el otro caso, pero lo concreto es que no son rostros "ingrávidos".

Esto me dejó reflexionando... ¿a qué se debe tamaña diferencia?

Encima, justo nos toca vivir en una casa jain (se pronuncia yéin)
¿Casa jain? ¿Y eso?

La abuela de la casa, una devota mujer, tiene su altar cerrado y va diariamente al templo. Su rostro no tiene nada de la contracción de la que estamos hablando. Y los jóvenes jain? Wow, esa sí que es una diferencia... amables-generosos-afectivos-relajados-trabajadores, se pasan la vida sonriendo o riendo.
Por supuesto, necesitaría conocer más familias jain para determinar si no es una ilusión óptica, pero son tan abiertos que incluso... no obligan a sus hijos a seguir con su propia religión!!!

El jainismo está más cerca del budismo que del hinduismo, pero alguna gente considera que es un mix de ambos.

¿Cuál es la diferencia esencial entre estos dos grupos de religiones?
Me refiero al grupo "bíblico" y al grupo "indio".

Para mí, la diferencia está en el infierno.
El concepto de que existe un infierno de incontables millones de años de tortura continua por unos cuantos errores cometidos en una breve vida de 50, 70 u 90 años, es la clave.

Asimismo, el dios que construyó tal infierno para sus "amados" hijos es otro problema: se trata de alguien caprichoso, violento, ciclotímico, que cambia las leyes a su antojo, que hace nacer a unos como bienaventurados de nacimiento y a otros como desgraciados de nacimiento, incapaz de perdonar ciertas cosas que son por su propia "culpa", como la homosexualidad o la psicopatía (les recuerdo a los lectores de que en ambos casos se nace así)

Entonces el universo en que viven bíblicos e indios es radicalmente diferente: uno vive amenazado en un cosmos esencialmente maligno, mientras el otro vive esta vida solo como una más de una larga serie, rumbo a un destino maravilloso de iluminación eterna.

Es que incluso la descripción de ambos paraísos es diferente: en el paraíso bíblico uno vive tal como es adorando al mismo dios, acompañado por ángeles, otros amigos y parientes por el resto de la eternidad - en el caso católico - o sino, acompañado por las mismas 72 vírgenes, vino, joyas y algunos jovencitos para experimentar con la bisexualidad - en el caso islámico.

Me pregunto si luego de, digamos, 500 millones de años de estar con las mismas 72 mujeres uno ya no estará algo cansado de ellas... porque uno sigue siempre igual a sí mismo en esas religiones: la evolución espiritual de humano a dioses cósmicos no existe en la visión bíblica, pero es  la promesa definitiva de las religiones indias.

La India tiene religiones optimistas: estoy en medio de unos 1000 millones de personas que piensan que en algún futuro ellos serán dioses solares, vagando entre estrellas en estados espirituales indescriptibles, y a veces me cruzo con personas miedosas de no caer por el mismo lapso de tiempo en un pozo de fuego en cuya entrada hay un cartel que dice: "Oh tu que entras, abandona toda esperanza".

Esta diferencia en la formación de la gente no es menor. Comentando con un amigo jain acerca de lo que iba a escribir hoy en el blog, me dijo: "tengo amigos musulmanes; son muy amables, de hablar bajo y de toque suave" (soft touch, que gran definición!) "... son gente muy agradable a nivel personal, pero cuando hay problemas religiosos, casi siempre son ellos; todas las demás religiones de la India (incluyendo cristianos, etc) se llevan bien entre sí, pero los musulmanes siempre causan problemas"
Creo que la diferencia entre cristianos y musulmanes es la existencia del amor como valor importante en el cristianismo (aunque la respetaron bastante poco). Recordemos que esa palabrita está ausente en el Corán.

Aunque todo esto suceda sólo a nivel de pensamiento, imaginen la diferencia de criar a un hijo dándole una u otra versión del universo, y tendrán una explicación a lo que estamos hablando.

Imaginen decir a sus hijos una u otra versión (y luego miren con cuál de las versiones salen más felices):

Versión 1:
Corazoncito, antes de salir a jugar con tus amiguitos, te debo revelar algo importante: el Dios que nos creó nos pide que respetemos ciertas reglas. Estas son las reglas. Si las respetas, puedes ir al Paraíso. Si no las respetas, puedes pasar el resto de la existencia del cosmos en medio de un fuego donde habrán demonios que te pegarán con hierros candentes y te harán toda clase de maldades.
Ahora, anda a jugar tranquilito.


Versión 2:
Corazoncito, antes de salir a jugar con tus amiguitos, te debo revelar algo importante: tú y ellos son dioses en potencia. Lo serán en un futuro lejano. Así como estás evolucionando de bebé a niño, seguirás luego a adulto, y luego volverás a esta tierra con más sabiduría, y eventualmente, hagas lo que hagas, serás un Dios, por ejemplo, el Dios de las Lluvias, o el Dios de la Compasión y te ocuparás de los animales y plantas, que también están destinados a ser Dioses Cósmicos.
Ahora, anda a jugar tranquilito.




1 comentario:

  1. Me gustaría agregar que la descripción idílica que hago de los indios se refiere al GRAN espíritu de la India, lo profundo.

    En las ciudades, y gracias a la "modernización" y/o "occidentalización", ese espíritu se está yendo al diablo, literalmente.

    ResponderEliminar