NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

martes, octubre 04, 2016

El NO de Colombia como síntoma de una nueva madurez política en Latinoamérica




¿Esperábamos el Brexit? No.
¿Esperábamos el NO en Colombia? Menos.

Y sin embargo, debíamos esperarlos, porque ambos plebiscitos sólo son parte de un fenómeno cada vez más claro:
Occidente está girando a la derecha.

Otras votaciones en Europa y América Latina que apuntaron para el mismo lado fueron las primeras señales. Algunos ejemplos son:
la persistencia de los españoles a seguir votando al PP a pesar de su corrupción,
lo sucedido con Macri en Argentina y Dilma en Brasil,
las elecciones de Paraguay 2013 y Perú 2016,
la creciente oposición a Maduro en Venezuela,
el plebiscito de los refugiados en Hungría,
la fuerza cada vez mayor de los partidos nacionalistas en Alemania, Francia, Holanda, Polonia, etc
Y finalmente vemos como USA entra en la misma corriente a través de Trump.

Sería bueno preguntarse por qué está pasando esto, pero lo dejo para otro momento. Por ahora hablaré del NO de Colombia.

En el caso de Colombia, el NO es amargo para todos esencialmente porque las matanzas podrían continuar, pero también puede ser una buena noticia porque quizás se ha llegado a un nuevo punto de madurez política en latinoamérica.

¿En qué consiste esa nueva madurez?

En latinoamérica la imagen del Che es aún muy fuerte. "El guerrillero romántico que toma el poder para el pueblo". Con esa imagen lavaron la cabeza de muchos jóvenes ilusos de mi generación en Argentina, e hicieron que atacaran a un ejército que tenía buques, tanques y aviones con bombas caseras y armas de mano. Los guerrilleros cometieron muchos horrores antes de que el ejército y policía montaran en cólera y tomaran el poder con una sed de venganza tal que terminaron cometiendo crímenes aún mayores que los guerrilleros.

Esto no sucedió sólo en Argentina. En los 70 latinoamérica era un hervidero de guerrillas. En muchos lugares la izquierda ex-guerrillera finalmente accedió a la amnistía y luego al poder político vía elecciones.
Este hecho animó a más jóvenes a lanzarse a la aventura armada ya que, incluso si perdieran la guerra, existía ahora la posibilidad de un reconocimiento político posterior a esa aventura.

Es decir, SE VALIDABA LA LUCHA ARMADA COMO MEDIO POLITICO.

El tratado de paz de Colombia tenía una base de perdón tan amplia que resultó insoportable para la mitad de los colombianos.
Era otra de esas validaciones de la izquierda violenta.

Como decía un cartelito por ahí: "Es NO ASI".

No es que no se quiera la paz, es que no se quiere una paz que equivale a una rendición al poder armado, a una validación de los múltiples crímenes cometidos durante 50 años y que incluyeron salvajadas tales como reclutamiento de niños, narcotráfico, secuestros y ejecuciones de civiles al azar, etc.

El nazismo se extinguió en Alemania gracias a un Nuremberg.
Mucha gente ignora que hasta ese juicio, hubo intentos de subalternos de Hitler por continuar en el poder. Uno de los que querían liderar a la Alemania de post-guerra era Goering, nada menos.
¿Qué hubiera pasado si no se hubiera sacado de raíz al nazismo y se le hubiera permitido continuar políticamente?
Es imaginable que nada bueno.

Considero que la intransigencia para con el mal es un síntoma de madurez.
Se pasa del "se te perdonarán tus crímenes si lo hiciste por algún ideal político" al "NO se te perdonará ningún crimen sean cuales fuesen tus motivaciones"

Y eso es una nueva madurez en América Latina.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario