domingo, diciembre 02, 2007

La paz de lo verdadero

Nubes de tormenta sobre el árbol


Una de las cosas más ridículas que aún suelo escuchar en los ámbitos psicológicos-filosóficos-artísticos es la frase:

"Es su verdad"

Y sus delirantes derivados:
"Es la verdad que le hace bien a esa persona, por lo tanto, hay que respetarla", "la verdad es diferente para cuada cual", "la verdad es algo personal", "mi verdad y tu verdad pueden coexistir en paz", "tu verdad es distinta a la mía", "compartimos nuestra verdad"
... y mil pelotudeces por el estilo.

¡Como si la verdad pudiera ser de alguien, o como si la verdad no existiera en realidad, sino que pudiera ser fabricada por cada uno!

Frecuentemente, estas personas habían leído o simpatizaban con la posición de un filósofo/científico llamado Humberto Maturana, por lo cual pronto llegué a tomarle aversión - aún sin haber leído una sola línea de él... hasta que un día, armado de paciencia, leí sobre sus ideas hasta donde aguanté... y confirmé mi sensación de rechazo, nomás.
Pobre hombre. Realmente.
Luego vi su foto y me causó la misma impresión que sus ideas: alguien encerrado detrás de sí mismo, una persona hundida irremediablemente en la prisión de sus pensamientos, sin una sola ráfaga de luz ni de aire puro. No me extrañó leer que un día se le quemó todo su laboratorio. Yo creería que el incendiario fue su propia Mente Profunda, tratando de liberarse de semejante cárcel neuronal.

Entre las personas que más pena me causan, se cuentan éstos: aquellos que creen que no hay una Verdad externa a uno mismo, o que es imposible conocer algo real, sino que la verdad es una construcción de la propia mente.
Generalmente, los que sostienen esta clase de delirio son personas muy pensantes, muy intelectuales, sin mayor contacto afectivo con la Naturaleza ni las energías sutiles.
Lo que en astrología cosmoenergética serían los "saturnianos clásicos": puro pensamiento lógico a expensas de la sensibilidad.

Para ellos, la verdad es una construcción del pensamiento, y lo externo es incognoscible, o poco menos.
¡Que error!

Hace unos días tuve una experiencia un tanto inusual. Estaba con dos chats a la vez, hablando de dos temas muy diferentes.
Un chat era con M. que se hallaba en Hawaii, y me pedía la interpretación de un sueño para su hermana, que también se hallaba online en ese momento, en California. M hacía de traductora-intermediaria entre ella y yo.
El otro chat también hablábamos de temas conflictivos con otra persona en otro país.

El chat era paralelo, escribía una frase en una ventana, y luego pasaba a la otra.

De alguna manera, mi mente pudo vérselas con indagar a la vez en dos temas muy diferentes con tres personas ubicadas a gran distancia entre sí, y me fui metiendo en la atmósfera de la indagación junto a ellos en forma simultánea.

Pronto mi estado energético era de sutileza e intensidad - un estado maravilloso, si los hay.

Primero llegó la revelación del significado profundo del sueño que interpretábamos con M. En un momento dado, le dije a M que le preguntara a su hermana si la interpretación de ese sueño le había dado paz. Que lo sintiera en su corazón. Y así era: su hermana, estudiante de psicología, había estado enrollada con la interpretación de ese sueño durante días, y ahora por fin sentía que había hallado la interpretación correcta, y eso le había causado un estado de paz a la vez que desencadenaba una cascada de nuevas revelaciones.

En la otra conversación las cosas eran más complejas, pero pasó algo muy parecido.

Así que al final de este intercambio, que duró una hora y algo, todos habíamos encontrado respuestas verdaderas, y eso nos había traído paz.
Hablamos sobre el hecho de que cuando uno convive con una mentira, la fluidez es imposible. Cuando uno ha interpretado incorrectamente un sueño o a una persona, tiene una sensación muy diferente en la mente, en el pecho y en todo el cuerpo, que si uno está viendo lo verdadero con respecto a ellos.

Tomar contacto con la verdad es ser transparente.

Me despedí y me levanté, feliz.
Toda la casa brillaba - y no estaba tan limpia... ;)

¿Cómo es que las personas no se dan cuenta que la verdad no sólo trae claridad a la mente, sino que también trae paz al corazón y fluidez al cuerpo?

La verdad es exterior a uno, no depende de las interpretaciones de la mente ilusa, esta allí, enorme y bella como el Universo, contundente como la Creación.
La verdad no solo es asunto de la mente: puede ser contactada con otros niveles del ser, como las emociones, la energía y el cuerpo físico.
De hecho, cuando uno contacta con lo verdadero, cuando se comunica realmente con lo real, esa realidad impacta en todo nuestro ser, y nos transforma mágicamente.

He aquí el error y la desgracia de quienes creen que hay una verdad para cada uno, o que la verdad es construida por la propia mente, y por lo tanto, nadie nunca puede llegar a ninguna verdad objetiva.
El Cielo brilla alrededor de ellos, pero ellos insisten en refugiarse de su luz en las pequeñas oscuridades de sus prisiones interiores.

No hay diferencia entre tomar contacto con la verdad y estar en estado creativo.
No son dos cosas diferentes.

Anoche la tormenta era creativa, aunque destruía.
Y esta mañana los seres sobrevivientes de la tierra húmeda amanecieron agradecidos y plenos.


.

11 comentarios:

  1. Comparto tu opinión , la verdad es una sola pero existe distinto modo de mirarla alcanza con ver las dos caras de tu mano alguien que este frente a vos vera uñas , mientras que vos no las veras lo cual no significa que hablen de dos verdades es solo el modo de mira no se si pude expresarme bien .
    esta muy bueno lo que haces con los ojos cuando miran tu foto me gusto

    ResponderEliminar
  2. parece que quiere entrar en mi el entenderlo, me llega, pero no me tranquiliza..me inquieta,hace tiempo deje de buscar La Verdad,tuve tantas¡¡estando de acuerdo totalmente con tu explicación, me llega al intelecto...pero el corazon , me lo deja tiritando de frio y soledad¡no sé que hacer con ella, una vez que lo acepto...¿ que ? cual es el mecanismo ?volver al pensamiento magico? que infierno¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Patito, recién veo tu comentario... esto va para Chiqui también: más que a la Verdad, con mayúsculas, me refiero a las verdades minúsculas, o sea, no sólo la mente registra qué es verdadero o falso (y se equivoca) sino también el cuerpo, que tiene su propia inteligencia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. verdad con minuscula, minusculas verdades¡La inteligencia del cuerpo? es estar enfermo constantemente , todo pensamiento llama a cualquier parte de tu organismo, aporrea, duele, ¿ como se aferra uno a la salud de la verdad , si esta no exite¡?...solo se sobrevive con "pensamientos magicos" "creando presencias", por lo tanto con mentiras mayusculas que te anestesian y como en una pelicula ...dejas pasar el tiempo , esas "dos horas y media".. que dura el cine, que dura la vida.viviendo una vida que no es la tuya...sin "verte" ...y despues ¿que?

    ResponderEliminar
  5. Chiqui... quizás por tu genética, todo el tiempo pones a la voluntad en un lugar preeminente. Nuestro poder, en realidad, es muy limitado. MUY. Todas las cosas más importantes de este mundo están demasiado por arriba de las garras de nuestra voluntad, como ser: el amor, la inteligencia, y hasta el gran poder mismo. Cuando entras al mar, ¿sobre cuánta agua de ese mar tienes "potestad"? Apenas la que entra en tus manos... y el resto... ja!!! Te tumba, te arrastra, es amable contigo, te acaricia... hace lo que quiere, absolutamente. La tristísima (o felicísima) realidad es que podemos controlar de nuestras vidas la misma cantidad de agua de mar que entra en nuestras manos. El resto es acompañar pasivamente con la mirada las olas que se vendrán sobre nosotros, y en todo caso, tratar de adivinar cómo hacer para fluir con ellos. De ahí la importancia que le doy a los sueños, astrología y demás. Pero predecir las olas no las modificarán. Pero la paz de mirarlos venir, paradójicamente, sí.

    ResponderEliminar
  6. Me pierdo¡¡¡ ¿ que yo pongo la voluntad por delante? tal vez lo interpreté mal¡Pienso que la voluntad es algo bueno y activo...yo no la reconozco en mi¡¡¡
    Si comprendo que la Verdad es una para todos pero que cada uno ve, como en el cuento, la parte del elefante que tiene delante y no otra..pero eso se me queda en palabras , palabras, palabras... en ese mar tiene que haber a donde asirse¡¡¡y sim consigues flotar, panza arriba,para que demontres estamos aqui? para que el agua nos lleve , flotando de aca paran alla...mientras aguantemos ?Tiene que ser algo más , tiene que serlo¡¡mientrasuno se "salva" haciendo nada, fluyendo, lo mas amado, por lo que crees que estas VIVO, se muere , se pudre a tu alrededor. ¿ donde está el compromiso?donde está el amor? cual es la experiencia ?donde está lo excelso DEL SER HUMANO ? QUE CACA SOMOS? fluir, pasar, "elevarnos"...o sea SALVESE QUIEN PUEDA¡¡ Y nuestra responsabilidad ? solo queda quedarse quieto? flotar? eso es vida ? asi , de repente? de veras , estoy hecha un lio¡¡¡Ay "mi gurucito" particular, que difil me lo pones...cuando yo era "pollita" se decia ¡¡¡que paren el mundo que yo me apeo¡¡¡ entonces estaba bien, ahora sigue igual todo pero ya no quiere decir nada¡ está manido¡hueco¡Mala epoca Marcialito, mi amor, mala y fea, cuando ya uno no tiene ganas de ninguna verdad, solo de descansar¡¡

    ResponderEliminar
  7. Esto es ,esto y lo contrario¡¡¡¡
    divertido, ¿pero con que se come esto?

    ResponderEliminar
  8. Que forma de descalificar a un gran cientifico como es Humberto Maturana.
    Con ese comentario me di cuenta que eres un aficionado.
    Cambia amigo.

    ResponderEliminar
  9. Jorge... lo leíste bien a Maturana???
    No todos los científicos tienen necesariamente la razón, y más aún, si hablas con ellos, siempre te van a decir que hay un montón de personas en los ámbitos académicos que si bien saben mucho, también están un poco locos.

    Maturana niega la posibilidad de la percepción de la realidad. Así nomás.
    Justificación científica más, o menos, eso es lo que dice.

    Es de locos.

    ¿O estás de acuerdo con eso?

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Creo que la verdad es una sola y esto es lo que precisamente me llega al corazòn y me tranquiliza.Nos volvemos locos inùtilmente tratando de controlar y manipular la vida,como no lo logramos, viene la desesperación y la soledad de no entender ni creer.Cuando logramos "ver" la verdad (llámese ésta, naturaleza, Dios,creación, universo...)aunque sea por unos breves minutos, todo el rompecabezas encaja. La vida cotidiana y nuestras necesidades materiales, nos desvían a cada rato de ese entendimiento y entonces nos perdemos.No es fácil mantener el rumbo,con mucho amor y perseverancia a veces se puede lograr, si no entender, por lo menos vislumbrar la verdad total que nos rige y envuelve y que da sentido a lo que somos y a la vida.

    ResponderEliminar