NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

viernes, octubre 18, 2019

La buena-mala fama de los imperios

Un templo del Imperio Gupta, la Edad de Oro de la India, quizás la más bella y espiritual de todas las edades de oro que el mundo ha conocido.


Mientras por la ventana se oyen los helicópteros sobrevolando Barcelona y la TV española muestra imágenes de disturbios, una reflexión al respecto de una ley energética: "la unión hace la fuerza" y sus aplicaciones en la historia y la política. La antigua frase "divide y vencerás" está directamente relacionada con la anterior.

Lo que sigue es una respuesta a una amiga sobre el tema de los países pequeños, los imperios y el multiculturalismo.


Así como el multiculturalismo no funciona, tampoco funcionan, en cierto sentido, los países chiquitos.

En la Europa de los países chicos tuvieron lugar 2 guerras mundiales para coronar una historia de guerras interminables, mientras que las mismas etnias, pero ubicadas en otro continente y unificada en países grandes como USA y Canadá, tuvieron una sola gran guerra civil cada una, la de Secesión y la franco-inglesa, que terminaron en sendas unificaciones, luego de lo cual, adiós a los líos y pasaron a ocuparse de construir dos países potencia.
Esto se repite donde quieras que mires: China, India, Rusia...

No sé si conocés la palabra "imperiofobia": decir "imperialista" desde hace ya muchos años es insultar.
Pero por qué???!!!!
En el colmo de la contradicción, esas mismas personas suelen admirar los logros de los grandes de la antigüedad: Roma, Egipto, Grecia, China, aztecas, incas, Persia, etc etc.
Casi todos los grandes adelantos de la humanidad, en todos los campos, se produjeron gracias al rejunte de medios y talentos que siempre producen los imperios.

Ok, los países chiquitos son más fáciles de gobernar, pero al menos los "países impecables" de Occidente lo pueden hacer por estar bajo la sombra protectora de USA; ya me gustaría saber qué hubiera pasado a la larga con Suiza, Finlandia, etc sin el Tío Sam y con Hitler de un lado y la URSS por el otro: lo mismo que les pasó a los demás países chiquitos e impecables de la zona, supongo.

Un país chiquito puede ser todo lo impecable que quieras pero rara vez va a generar algo valioso para la humanidad y es totalmente vulnerable. Argentina misma es un imperio que está asentada sobre unas 11 naciones indígenas. ¿Qué hay que hacer? Tratarlos como argentinos o devolverles su tierra, su idioma, darles una bandera, himno, frontera, etc? Y lo mismo Brasil... en poco tiempo tendríamos entre los dos 40 pequeños países hablando idiomas diferentes que habrá que ver cómo se llevan unos con otros. Si se llegan a llevar como antes de la llegada de Colón, pues... será trágico.
El Evo Morales se puso a dar importancia a las naciones que componen Bolivia, de seguir así, en el futuro se podría partir en unos cuantos países tribales.

No sé si me vas entendiendo el punto.
El nacionalismo ES multiculturalismo, es tribalismo, no son cosas diferentes, y como dijiste, es algo que no funciona porque es la matriz histórica de las guerras, mientras que los imperios o - la mejor opción - las unificaciones graduales al estilo de la Unión Europea, son los que crean las grandes edades de oro.

Pataliputra en la Edad de Oro de la India, ilustración de Roy Krenkel

No hay comentarios.:

Publicar un comentario