viernes, enero 28, 2011

La Muerte como requerimiento de la Vida



Una de las imágenes más bellas de la vida... ¿cómo es posible pensar que podemos tener paz mientras permitamos que ellos sean asesinados sin necesidad? No sólo nos perseguirá la falta de paz, sino también la falta de salud, tanto física como mental. Y actualmente, los japoneses y daneses son los que nos cargan a todos con semejante karma con sus matanzas de ballenas y delfines...

Pregunta y respuesta que creo que vale la pena que tengan su propia nota... 
Mariano preguntó, en la nota: http://galaxio.blogspot.com/2006/10/de-arboles-vacas-y-armando.html lo siguiente:




Galaxio… Quería conocer tu opinión sobre algunas dudas que tengo sobre el “ser vegetariano”. Porque tal como sabes la planta es un ser vivo, como lo es un hombre o un animal y también siente como todo ser vivo. Lo que veo es que algunas argumentaciones de los vegetarianos caen en contradicciones porque por ejemplo “estoy en contra del maltrato animal porqué el animal también siente y sufre”. Cuando comen vegetales que compran en la verdulería, están comiendo alimento que es resultado de la explotación a un ser vivo tal como es explotada una vaca. O no solo eso sino que el manzanero que plantaste en el fondo de tu casa también es explotado ya que se corta el proceso natural y se lo hace sufrir, ya que cuando se saca la manzana le sale esa especie de sangre blanca (o no sé si es la sabia). Lo que sí puedo ver es que un vegetariano es más sensible. Aunque (no sé si ya me estoy contestando), creo que la forma más moral, (no sé si decir natural, porque quien sabe que es lo natural) o en realidad más verdadera cuando uno se pudo separar del ego seria descubrir nuestras verdaderas necesidades y tratar de inferir lo mínimo en la naturaleza. Aunque al fin y al cabo terminamos explotando a algún ser vivo inevitablemente. Entonces es necesario hacerlo para la supervivencia, ahora, ya que a alguien debemos explotar, ¿Quién dice que se merece ser menos explotada una vaca que un árbol o una planta?

Otro tema que quería preguntarte ya que vi lo que escribiste en contra de victor no se qué, el que supuestamente no come ni bebe… ¿Crees que es posible vivir sin comer ni beber y que el organismo se autoalimenta solo? Pero, si como sabemos, la naturaleza tiene un orden, si el universo tiene un orden y las cosas se dan por alguna causa… poseemos todo el organismo porque de otra manera nos es imposible vivir. Y pensándolo de otra manera, como si fuera algo que se va perfeccionando, como dijo Darwin, descubrimos el fuego y van desapareciendo los colmillos muy progresivamente tal como va desapareciendo el cabello, son todos cambios muy lentos, creo que no puede surgir un humano que por fuerza propia (encima que por fuerza del pensamiento, que ya sabemos dentro suyo hay poca verdad) se despegue de la necesidad de comer (que esta supremamente arraigada en todo ser humano). O esto me hace pensar a que nos dirigimos a un perfeccionamiento de la mente (tal como se observa en los dibujitos donde los extraterrestres hacen todo con la mente) y todo es parte de un proceso inevitable del ser humano ya que es de su propia naturaleza descubrir, preguntar y dudar de lo que le rodea y de su propia naturaleza haciendo que posea pocos limites en cuanto al entendimiento de todo.

Che, gracias por todo, en cuanto a lo anterior (si no te acordes no importa, punto final), no importa y creo que no necesito ninguna opinión, cada día entiendo más al viejo.

Mariano, en primer lugar, ¿dejé sin contestarte algo? Cuando los mensajes y posts se amontonan suelo tener problemas con el sistema de notificación de Blogspot.
Decime cuál fue el mensaje anterior.

Bueno, con respecto a las plantas... hay tres puntos fundamentales que entender aquí:
  1. No todos los seres tienen igual sensibilidad. Un animal tiene más sensibilidad que una planta, un hongo o una piedra (sí, las piedras tendrían sensibilidad). Un huevo no tiene la misma sensibilidad que una gallina. Y así sucesivamente. El feto humano carece de nervios hasta varias semanas luego de su gestación. Mientras no hay neuronas, no hay dolor ni conciencia tal como la conocemos, etc. Es simplemente un conjunto de células. Las plantas tienen una grandísima sensibilidad pero de otro tipo, que apenas podemos comprender. Por decirte así, cortar una lechuga no es matar una lechuga, así como sacar una hoja de un árbol no es matar el árbol. Las plantas tienen más una mente global que “personal”. Una lechuga arrancada de la huerta no hace más mal a esa gran “Mente Lechuga” que una hojita de laurel sacada de su árbol. Los seres sin “yo” tienen su mente radicada en otra parte. Nosotros, presos de esa ilusión, transferimos el “yo” a todo lo demás, pero no es tan así. ¿Dónde termina la Mente Arbol y comienza la Mente Hoja de ese árbol? Son cosas que el pensamiento no puede entender, pero sí otros niveles del ser.
  2. Para vivir, hay que matar. Matar es parte de nuestro diseño. Tiene mala fama, pero si no matáramos, la vida misma de la Tierra estaría en peligro. Todo ser vivo mata, sea directa o indirectamente. Incluso hasta la más inofensiva planta ocupa un espacio impidiendo que otros seres la ocupen... lo cual no será matar, pero al menos evita que otra vida crezca en su lugar. Por el solo hecho de existir, matamos. Matamos parásitos dentro y fuera nuestro, y a nivel celular la guerra biológica es interminable. Es imposible vivir sin matar, es un romanticismo. Un vegano estricto que no usa cuero puede subir a un autobús, y con el boleto nomás ya pagó la muerte de montones de seres que murieron por la extracción de petróleo o minerales para hacer los motores del bus, etc. En cada segundo, son incontables los dientes de un ser clavados en otro en todo el mundo, a través de todas las especies.
  3. Hay una “categorización” de la vida, que involucra aspectos espirituales. Un parásito intestinal no tiene la misma categoría que una persona, y una persona común no tiene la misma categoría que otra iluminada. El Buddha dijo una vez que no había karma mayor que matar a un Arhat, y parece que es así nomás, luego de haber visto lo que pasó con el pueblo judío y su macanita de ejecutar a un Buddha como Cristo, lo que los llevó apenas 70 años después a 2000 años de martirio, progroms y desastres por todo el mundo, coronados con el Holocausto en vida del siguiente Avatar, quien aparentemente reconcilió la mente judía con el Misterio, como en el origen de este pueblo, de la mano de David Bohm, Armando Clavier y otros... y estoy seguro también que esta explicación es insuficiente, no tan lineal como “hiciste esto, tomá esto”; seguro que hay mucho más, pero valga para ilustrar este punto. Que no es lo mismo ejecutar un solo Buddha que a 100.000 personas comunes, parece estar claro. Nos gusta pensar que somos tan importantes, tan especiales... pero cuando vemos estos movimientos históricos que nos arrastran como hojitas al viento, con aparente indiferencia por nuestras vidas, pagando por “el karma de otros”, etc... ahí podemos comenzar a sospechar cuán insoportablemente insignificantes somos ante las misteriosas fuerzas que rigen secretamente al mundo. Ahí podemos ver, también, cómo para esas fuerzas la muerte es apenas un evento más.

Así que debemos elegir siempre matar lo que menos sensibilidad tenga, en todos los sentidos. Si no lo hacemos, ponemos en peligro a otro animal con mucha sensibilidad: nosotros mismos (bue... que todos los humanos sean “sensibles” es sólo una expresión de deseos...)
Incluso matar a seres humanos puede llegar a ser necesario. ¿Es horrible lo que estoy diciendo? Y sí, pero no conozco a nadie, ni un solo pacifista extremo, que si su bebé estuviera en peligro de ser muerto por un loco con un cuchillo, y que esté mirando la escena armado con una pistola, no dispararía.
En ese caso, no matar al loco hasta puede ser penado por la ley, y ciertamente, carecerá de toda carga moral si lo mata, pero tendrá toda la carga moral si deja que el loco mate al bebé.

Esa historia de Victor Truviano tiene algo que ver con esto. Actualmente ese chico está en estado de delirante y/o estafador (esperemos que se cure pronto) pero de cualquier manera es probable que antes de quedar así haya pasado por una versión del veganismo que trata de no matar en absoluto, llegando primero al frugivorismo (las frutas sufrirían un dolor diferente a las hojas, raíces y tallos...) y luego a esa peligrosa noción de “vivir de prana”.
Y digo peligroso porque hay muertos en esa historia. Es un gancho para los anoréxicos y enfermos desesperados.

Del ser humano del futuro, así como de los visitantes ET que tenemos desde tiempos inmemoriales, sólo podemos saber una cosa: serán y son inimaginables.
En qué momento dejaremos de comer para pasar a alguna otra clase de obtención de energía, no lo sabemos. Sí sabemos que por ahora la vida nos pide tratar a la Naturaleza y sus seres con extremo amor y cuidado, y eso incluye poder tener tu granja, con aves, abejas, etc.
K llegó hasta el punto de justificar a los esquimales, diciendo que no tienen otra cosa que comer en esas latitudes, lo que a mí, personalmente, me abrió los ojos enormemente. Pero es así. Podemos justificar la necesidad, mas no la crueldad.

Mientras la Naturaleza sufra innecesariamente por nuestra causa, hasta en lo más mínimo, no podremos ser felices, es así de corta. Todo lo que podemos hacer por la Naturaleza es percibirla y establecer una comunicación profunda con ella, y esa comunicación incluye el poder comer amorosamente de su mano. Y adelantar la ciencia lo más rápidamente posible, a fin de que nuestro sustento dependa cada vez menos del sacrificio de la vida natural. Personalmente, pienso en el fin de la expansión horizontal y el comienzo de la vertical, espacial, a través de altísimos rascacielos productores de alimentos orgánicos a la vez que alucinantes viviendas verdes para nosotros, dejando la superficie de la Tierra a su dueña de siempre, la Naturaleza y sus hijos.



... y hacia allá vamos.

Abrazos

5 comentarios:

  1. Es curioso, llevo varios días que queria comentarte este tema del vegetarianismo. Me ha sorprendido ver tu respuesta. En general estoy bastante de acuerdo pero haría algunos matices.
    Tu conclusión final parece un poco “infantil”. Como idea de ciencia ficción parece bastante buena, pero la realidad es otra. En la “Cuatro Nobles Verdades” ya se establece qué estamos haciendo aquí en la Tierra. Existe una expresión física del mundo material que no se puede obviar y a cuyas leyes nos debemos. El que no entienda esto está perdido. Nadie podrá vivir sin comer y no evolucionaremos en ese sentido al menos en la Tierra.
    Nos debemos a la Naturaleza y sus reinos, pero como bien dice el I Ching, “no son los métodos sino las intenciones lo que cuenta”.
    Cuando hablamos de comer carne nos viene a la cabeza la hamburguesa y todo lo que eso supone, pero si alguien supiera algo de agricultura, las lechugas o las manzanas pueden estar “explotadas” de la misma manera. Son las actitudes, repito. Un esquimal no tiene otra fuente de proteina, pero en los alpes tampoco, no se puede comer la hierba, esta la vaca que la transforma.
    He conocido a vegetarianos estrictos, varios, que han muerto de cancer de cólon y otros del sistema metabólico.
    Ser vegetariano seguramente nos predispone a ser más sensibles pero no por ello vamos a ser más espirituales. Lo del autobús está bien. Uno puede ser muy estricto y tan solo usando el ordenador ya está participando de la muerte desarrollada por los carnívoros para que podamos mandar emails. Esto solo se arregla siendo conscientes.
    Lo del karma. No existe el karma de los pueblos. Existe el karma individual que puede afectar a todo un pueblo porque el conjunto de individuos han vivido cosas y épocas hitóricas comunes. El Cosmos está en constante creación y todas las criaturas merecen respeto por ser creadas po él, se trata de saber convivir. Si entiendes el significado de la “muerte” entiendes muchas cosas, y perdona, pero sí es lo mismo ejecutar un solo budha que una sola persona, el karma no entiende de cuestiones materiales, lo que se impregna en los registros akashicos es la intención del ejecutante y el sentimiento del ejecutado. Estas muy etivocado respecto a Cristo y los judíos. Conozco judíos que no estan sufriendo por lo que se hizo hace 2000 años. El karma es individual y Cristo vino para “sufrir” en su cuerpo físico el karma de la humanidad entera, no tiene nada que ver con los judíos porque entonces que pasaría con los romanos? Me parece que lees mucha novela de best-seller. Como el Budha, Cristo nos enseñó un camino a seguir, pero los karmas son individuales y si matas un cerdito para comerlo la familia en los inviernos que está todo nevado, esto va ha probocar karma negativo? o por el contrario, aquel que no corta ningún árbol pero se calienta con calefacción de gas o gasoil, es más limpio karmicamente? Seamos un poco serios en todp este tema y percibamos por nosotros mismos las cosas, sino parece aquello de que K dijo esto una vez, K dijo aquello otra vez. Lo que si dijo que no siguieramos a ningún “maestro”.
    A mí me gusta ser coherente con la vida que llevo y verlo todo de cara no quiero aplicar aquello de “ojos que no ven, corazón que no siente”.
    Saludos.
    P.D. La otra noche soñé que te llamaba por teléfono desde la habitación que habia compartido con mi hermano mayor cuando eramos adolescentes. Eran las 3 de la madrugada en España y me contestabas pero te pedía disculpas por la hora intempestiva en Argentina. Veía tu cara perfectamente al otro lado del hilo. Disculpas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, hace tiempo hice un comentario super extenso sobre este tema y cuando le di a enviar se borró, jeje.

    Ya que estáis en faena, os diré un poco de lo que puse.

    De entrada yo soy vegetariano estricto y no veo mal que se maten animales para alimento.

    Todo depende de las circunstancias, por poner un ejemplo, si se mata por necesidad o por placer del paladar.

    Respecto a los animales y a los vegetales, hay bastantes diferencias, no solo su capacidad de sentir dolor.

    Los frutos de muchos vegetales, al tiempo caen al suelo y se pudren. Igual pasa con muchas plantas que tienen su ciclo de vida y una vez finalizado se marchitan.

    Creo que hay una notable diferencia entre la vida de una planta, árbol, que está en su habitat natural, en contacto con la tiera, el aire, el agua y el sol. En cambio no ocurre lo mismo con muchos animales de granjas industrializadas en la que los animales para nada están en su hábitat y se les restringe a un espacio en el que apenas pueden moverse y no ven la luz del sol, a los que se les ceba y se les suministra cantidad de medicamentos para acelerar su crecimiento de forma artificial.

    Si nosotros tenemos la capacidad de elegir, creo que la elección es clara, puesto que algo tenemos que comer.

    Luego hay otros animales a los que se les tortura, haciendo test de medicamentos y test científicos, en muchos casos como un intento de alargar nuestra existencia, a mi esa broma de sacrificar a millones de animales por alargar nuestra existencia un par de años me parece de lo más atroz. Y demuestra una ignorancia total sobre las leyes de la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tomàs, yo sabía que lo del karma grupal podría levantar olas. Es un tema sensitivo.
    Otra forma de ver el asunto es éste:
    cada persona está compuesta por (dicen) unas 50 billones de células, cada una con su pequeña conciencia “sobre” las cuales está también la tuya, en cada una de ellas. ¿Por qué hemos de poner el límite justamente en el cuerpo humano? Lo más probable es que el fenómeno de las “mentes sobrepuestas” prosiga, tanto hacia arriba como para abajo. La cuestión de las mentes “grupales” o incluso “raciales” ha sido puesta sobre el tapete tanto por la Teosofía como por Krishnamurti (y perdóname que los nombre una vez más, pero resulta que ambos son fuentes inapreciables de información para mis investigaciones, una y otra vez probaron su valor)
    Lo de las mentes “familiares” incluso ha sido probado en parte por los experimentos de Rupert Sheldrake
    Si tenemos mente grupal incluso con los perros de la familia, ¿cuál sería la razón por la cual no lo tendríamos con el resto de la humanidad, en diferentes grados de aproximación?
    En este campo, como ya sabes, me gusta caminar con los textos esotéricos en una mano y con las pruebas científicas en la otra, y en esto los resultados son taxativos: somos PARTE de mentes más amplias, y el cuerpo físico es una completa ilusión de límites.
    En cuanto a la historia del karma judío por el “budicidio”... pues habrá que encontrar otra explicación mejor a tanta coincidencia histórica... Pilatos, al lavarse las manos luego de intentar salvar a Cristo entre otras razones por un sueño de su mujer, lavó las manos de la latinidad entera de al menos una parte de ese karma, y luego esa mente – la latina – sería la que levantaría otro Imperio Romano esta vez espiritual de la mano de los católicos que perdura hasta ahora, con sus cosas buenas y malas.
    En tiempos de los Avataras, estos hechos ocultan profundos significados... cada pequeña cosa que hacen tiene su sentido profundo.

    Respecto a tu sueño:

    P.D. La otra noche soñé que te llamaba por teléfono desde la habitación que habia compartido con mi hermano mayor cuando eramos adolescentes. Eran las 3 de la madrugada en España y me contestabas pero te pedía disculpas por la hora intempestiva en Argentina. Veía tu cara perfectamente al otro lado del hilo. Disculpas.

    Soñar con conexiones telefónicas, o chats, televisión, radio, etc significa la formación de un nexo energético entre las personas de las que uno no es consciente del todo. En particular, que me sueñes dentro de tu casa (de alguna manera) significa que nuestras energías – nos guste o no – se han conectado de tal manera que ya estoy en tu “mente grupal inmediata”.
    De ahí las sensaciones paralelas que tuvimos las semanas anteriores, cuando te me presentabas en flashes diurnos sin saber que estabas pasando por una oleada de muertes alrededor.
    Que me llames puede implicar que tienes alguna pregunta que hacerme... en los sueños, todo está dramatizado, muy exagerado.

    Bueno, ya lo sabes, nos vemos, primo ;)

    ResponderEliminar
  4. Cancerpiscis, concuerdo con tus apreciaciones.
    Para evitar la pérdida de escritos, lo que hago ahora invariablemente es escribirlo en un documento aparte, y luego lo pego. Me he salvado de muchos desastres así.

    Una cosa notable de todo esto es que un puede "crear" Naturaleza. Si hacés un huerto en donde no hay nada, meses después tenés un lugar donde hay una atmósfera completamente diferente a la que había antes.

    De ahí que la idea de establecer una relación armónica de sustento mutuo entre hombre y Naturaleza no sea una cosa loca.

    Y respecto a la tortura de animales... es insoportable. Eso es algo que nos duele a todos, conscientemente o no.

    Un animal torturado en Corea seguramente duele también en Brasil, y lo de Brasil... en fin.

    Abrazos, bueno saber de vos

    ResponderEliminar
  5. Que no es lo mismo ejecutar un solo Buddha que a 100.000 personas comunes, parece estar claro. Nos gusta pensar que somos tan importantes, tan especiales... pero cuando vemos estos movimientos históricos que nos arrastran como hojitas al viento, con aparente indiferencia por nuestras vidas, pagando por “el karma de otros”, etc... ahí podemos comenzar a sospechar cuán insoportablemente insignificantes somos ante las misteriosas fuerzas que rigen secretamente al mundo. Ahí podemos ver, también, cómo para esas fuerzas la muerte es apenas un evento más.



    Creo ver de algún modo lo que decís. No quiero expresar lo que digo como si fuera una verdad, yo también dudo de lo que digo, como dudo de lo que decís vos.
    Porque me cuesta creer o entender que no seamos especiales. Supongo que somos especiales, iguales e insignificantes. Y no hay contradicción. Especiales (o diferentes) porque yo, gracias al contexto en el que crecí pude crecer sin miedos y con contención, y otro chico de mi misma edad en otro punto de la ciudad la vida le dio todo lo contrario, haciendo que su yo (presente naturalmente en todo ser humano) lo haga sufrir, tanto física como mentalmente. Pero somos iguales en que él y yo vamos a buscar una salida, para encontrar seguridad (aunque en un principio uno cae con esa intención a Krishnamurti, luego el viejo te la desvanece). Pero el otro chico, atrapado en su contexto, en un colegio que genera hastío de conocimiento pero que parece no enseñar nada va a buscar esa seguridad inevitablemente y en buscar esa seguridad se conforma las diferentes personalidades. Pero tomando esto como un problema del yo, ahora, este chico, lee Krishnamurti, como yo, y se separa de todo aquello, él (aunque por ahí cueste aceptarlo) va a entender a K con un poco de su subjetividad, su relación con el libro y luego con la vida se va a ser resultado de su yo. Obviamente, porque cuando uno entra a leer a K tiene un yo, y ese yo delimita como vas a entenderlo. Y en que somos insignificantes, todos los somos, Buda, yo y un chico nacido en una villa, todos igual de insignificantes, que vamos a ser polvo en unos insignificantes segundos en el universo, y es así, Buda vivió sin ego y en paz y Kafka atormentado por su yo, ¿Qué diferencia hay? Son humanos, la vida no tiene más sentido que vivirla. Cuando uno le agrega sentidos (los falsos sentidos, el orgullo, la vanidad, el miedo, etc…, no los verdaderos que son palpables: “termino el secundario para luego estudiar en la universidad” y punto, sin agregados) a su vida y a las cosas que hace vive en lo falso, lo verdadera esta en vivir, sin dejarse llevar por lo falso, ni por lo karmas, porque K enseño? “¿Por qué florecen las flores?” dijo él. Vivir en libertad, en la libertad de no sentirse súper especial, ni más importante, y recién ahí, cuando no se la busca, viene la grandeza.

    En cuanto a lo de las vegetarianismo creo que tenés razón en lo de la sensibilidad y eso de la mente sin mente del árbol. “La mente en todas partes”. Pero, creo igual que hay que tener sus gallinas, su leche y su huerto. Porque los huevos provienen del maltrato (tener las gallinas todo el día con luz artificial) y las vacas también en situaciones deplorables y los vegetales los tienen en campos gigantes, sembrándolos con cosas artificiales y demás…

    Voy a seguir pensando en esto.
    Saludos.

    ResponderEliminar