NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

jueves, octubre 19, 2017

El seny, vaya

"Indepes" pidiendo ayuda a la Unión Europea, sin tener la menor idea de que su independentismo es una de las peores amenazas a la misma


Llueve con lentitud y se nota una pesada atmósfera de expectativa silenciosa.
Todo gris.
Y uno se pregunta cómo los habitantes de esta región llegaron a ser reconocidos alguna vez por tener algo llamado "seny" (sensatez)
En estos momentos se cumple el plazo que el gobierno de España dio al de Cataluña para que dé una respuesta sobre su declaración de independencia.

A pesar de las excepciones de siempre y de que nadie lo nombra demasiado, los indepes están compuestos en su mayoría por personas con varios apellidos catalanes. A medida que los apellidos de otro origen se van mezclando con los apellidos catalanes, menos indepes hay. Esto termina notándose mucho en el liderazgo de los partidos de uno y otro bando.
Y si los más catalanes son los más indepes, por lo tanto, de que m... de seny están hablando???!!!!
He visto mucho mas seny en Castilla y León, que me perdonen.

Están pateando directamente contra la Unión Europea; son en este momento la amenaza más grave al proyecto del "país europeo" luego del Brexit... pero al mismo tiempo los indepes llevan sus banderitas de la UE a sus manifestaciones (???!!!)

Es que no se dan cuenta. No.

Lo mismo pasa, la misma mente caótica y caotizante está presente en todos los países.

Luego de muchos diálogos con gente con esa mente me he dado cuenta de cuán profunda e inadvertida puede ser la combinación mortal del lavado cerebral escolar, la burbuja informativa de las redes sociales y la mente caótica - esta última constitucional, heredada.

Yendo contra toda lógica, la mente caótica embiste contra los hechos desde las emociones.
De nada valen las advertencias de los economistas y toda esa basura. Las declaraciones de las organizaciones europeas les resbalan como esta lluvia por las paredes hoy grises de Barcelona. Sólo sirve ver en el mástil la propia bandera, cantar los propios himnos en el propio idioma, marchar por las propias calles en un estado de gracia y euforia.
Y, obviamente, creer solamente en lo que digan "sus" medios.

Y mientras tanto, se edifica con esmero la destrucción y el sufrimiento futuros.

Quizás viajar, tanto geográficamente como en el tiempo, sea una buena terapia. Por "viajar en el tiempo" quiero decir "vivir unos años".

Lo que se ve en Internet parece tener otra fuerza. Viajar, vivir tienen una contundencia diferente.
Esa noticia sobre los kurdos que dicen "si viviéramos en Europa jamás nos independizaríamos" tiene algo de fuerza puesto así, en letritas, pero seguramente tiene la fuerza de la sangre si la escuchamos en el Kurdistán mismo. Allá no hay diferencias insignificantes como las que hay entre catalanes y españoles. Allá hay diferencias abismales pero aún así, muchos aún intentan la unión de países, confederaciones, etc. No hay mayores ejemplos de esto que China e India.

Desde que llegué a España me di cuenta de que este país, aún en medio de todos sus problemas heredados de otro gobierno con bastante mente caótica (PSOE), estaban viviendo en una especie de pequeña edad dorada de la que no se daban cuenta.

Y es que no se dan cuenta, tampoco, de esto. De lo afortunados que son. A pesar de las pateras, de lo que saben que pasa en el vecindario.

Y ahora una parte de este país, la mitad de los catalanes, para ser más precisos, ha decidido dar una buena patada a este pequeño paraíso en medio del infierno que es la Unión Europea. Se han hermanado con los brexiters, con los chavistas, con los antioccidentales... y parte de ellos no se dan cuenta. Los únicos que saben bien lo que están haciendo en este sentido son los antisistemas de la CUP y Podemos; normal, considerando que el programa llevado a cabo desde que Puigdemont subió al poder es seguir al pie de la letra el programa de la CUP, la excelencia en mente caótica.

Ahora, a esperar lo que se viene. Al menos en los medios parece sentirse un aumento de la actividad de la mente ordenada.
El seny, que le dicen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario