NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", pues hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Cualquier problema, por favor notifíquenme. Gracias.

viernes, julio 15, 2016

El precio de la corrección política a ultranza


Francia, así como otros países, se sigue negando a ver lo obvio.
Esta ceguera o hipocresía de sus dirigentes las terminan pagando los franceses de a pie.
El Islam NO ES como las demás religiones. Es tan simple como eso.
Pero parece que esto es demasiado difícil de reconocer.
¿Lo es, realmente?

Respuesta a un pedido de ampliación sobre este tema:

Básicamente lo que estamos viendo es por culpa de la visión boluntarista (con "b" a propósito) de los gobiernos socialistas de Europa. La visión "multiculturalista".
En esa visión optimista los diferentes pueblos del mundo traen a Europa sus culturas, enriquecen la cultura europea mientras sus miembros - al mismo tiempo - se vuelven occidentales, adoptan los valores democráticos y liberales, etc.

Hasta ahí bien.


Pero resulta que una de esas culturas impide toda asimilación, no tiene realmente NADA que aportar a la cultura occidental ni en términos de derechos humanos ni en adelantos de ninguna especie, aparte del mejor remedio mundial contra la migraña (te la sacan en un segundo)*

Otra cosa que aporta es un lavado cerebral especialmente adaptado para niños que se basa en el aprendizaje de un libro (el Corán) que en el 50-60% de su texto denigra y ataca a los que no creen en sus revelaciones (los infieles).

Los boluntaristas multiculturalistas ceden ante muchas peticiones de esta cultura extraña. Van cediendo mientras hacen lugar a su excepcional explosión demográfica.
Todo esto es observado también por una tendencia potencial terrible de Europa: la ultraderecha.

Los multiculti (moderados, izquierdas) están en el poder de casi todos los países de la UE, aunque ahora van surgiendo excepciones.
De ser por ellos, seguirían con este romántico camino, esperando que los inmigrantes musulmanes se occidentalicen un día como por arte de magia. Mientras, permiten el establecimiento de más y más mezquitas y ceden más y más leyes.

La ultraderecha, sin embargo, ha visto el peligro mucho mejor y mucho antes.
Una pena que sean ellos y no los demás; ahora Europa está atenazada entre un peligro islámico creciente, por un lado, y un poder ultraderechista también creciente, por el otro.
Y yo siempre le echaré la culpa a los románticos de la izquierda y del centro en el poder, porque fueron  advertidos durante años sobre este problema, pero parecen genéticamente incapaces de abrir los ojos.

* Hago la salvedad del arte de los países islamizados. Ese arte no es realmente islámico, ya que el Islam prohibe casi toda expresión artística. El arte de los países islamizados es PREVIA a la dominación islámica y ha sobrevivido A PESAR de su dominio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario