NOTA:

Quizás debido a que algunos posts tienen demasiados comentarios, éstos no terminan de cargarse. Si ven que a final de los comentarios hay un link que dice "Cargándose", hagan click en ese link. Si no lo hacen, pues ahí se queda. Notificar problemas.
LEER ESTO RESPECTO A LOS COMENTARIOS NO PUBLICADOS / RESPONDIDOS DESDE 2018.

jueves, mayo 06, 2021

Alteración del GCPdot durante la meditación global del 2021-04-30


Hacía mucho tiempo que no prestábamos atención al GCPdot, pero en la meditación global del 30 de abril de 2021 hubo una atmósfera muy especial y nos dio curiosidad ver si eso se reflejaba en el estado del dichoso botoncito... y así fue. De hecho, una de las más grandes desviaciones observadas en todo el tiempo que llevo haciendo estos experimentos.
Los que conocen el tema podrán interpretar fácilmente el gráfico. El centro del óvalo coincide con el final de la meditación global, a las 19:00 UT, que fue cuando más intensidad se sintió el cambio energético.

lunes, enero 04, 2021

Expandir o desempañar la percepción



Parte de un diálogo.


Voy a ver si me explico mejor... el problema aquí es que si se trata de ser breve en temas complejos como éste, los malentendidos son casi inevitables. Y si se trata de evitar los malentendidos el texto se hace demasiado largo.

Pero confiemos, y veamos si sale bien :)

La percepción sería un acto que no depende de ningún organismo. Existiría per se. Es decir, una célula nace con percepción de célula y va a permanecer así toda su vida, captando lo que sucede en un espacio muy chiquito alrededor suyo.
Una hormiga ya tiene una "burbuja perceptiva" más grande, y así sucesivamente hasta llegar al ser humano.

Aquí me salto la relación percepción-órganos; por ahora supongamos que es así, que la percepción es un plano completamente diferente del cuerpo. Si nos mantenemos en que la percepción es una función cerebral más, como los pensamientos, nada de lo que sigue es comprensible.
Ahora bien, los pensamientos (con sus deseos, propósitos, etc) sí son parte del cerebro, y son un proceso material modificable con substancias químicas, por ej, o por entrenamiento.
Entonces tenemos la función más básica de la vida, la percepción - que compartimos incluso con seres sin cerebro - y una función muy compleja, el pensamiento, cuya máxima complejidad se da solamente en el cerebro humano.

Si bien la percepción tiene una naturaleza expansiva, el "radio" de percepción de una persona o de una hormiga no cambia mucho a lo largo de la vida. Digamos que una persona capta normalmente 100 metros y un clarividente 500 metros. Lo más probable es que ambos se mantengan así toda la vida; es muy raro que alguien que no nació vidente se vuelva vidente en el curso de una vida, y al revés: que un vidente pierda esa capacidad.

Lo que sí puede hacerse es eliminar los obstáculos para "desempañar" el radio de percepción innata. Pero eso es algo muy distinto a ampliar la percepción en sí misma, porque al ser un evento inmaterial está por completo fuera del alcance de todo lo que podemos hacer desde lo material (el pensamiento, etc)

El yoga, hongos, etc lo que hacen es desempañar el parabrisas, pero hasta dónde podemos ver a través del parabrisas está muy predeterminado: sólo podremos ver hasta el siguiente semáforo, no lo que sucede en otro planeta, por decir algo.

Es muy diferente tratar de desempañar el parabrisas que transformarlo en un telescopio. Esto implica muchas cosas al ser aplicado tanto en los caminos espirituales como terapéuticos.